Publicidad

miércoles, 22 de octubre de 2014

José Grau: “Ha sido brutal la tensión para hacer a Teresa las radiografías de control”.

Jose Javier Grau Pérez
En el proceso de tratamiento de la EVE – Enfermedad por Virus de Ébola - de Teresa Romero se han realizado diversas pruebas de control para comprobar su evolución, y diagnosticar el estadío clínico de su infección vírica.

El control radiográfico, junto con el de pruebas analíticas y otras evidencias científicas, ha supuesto constantes test del protocolo de aislamiento biológico, y por supuesto una experiencia "extraordinariamente difícil de soportar porque a la inseguridad de saber si los protocolos evitaban el contagio, también se ha unido una angustia constante, una ansiedad que jamás he experimentado”, cuenta José Javier Grau Pérez, un veterano Técnico Especialista en Radiodiagnóstico que ha formado parte del equipo de control radiográfico por las complicaciones respiratorias que la EVE ha estado amenazando en el recorrido de la enfermedad de la Auxiliar de Enfermería madrileña.


José Javier ha entrado en la habitación de Teresa. “Fue en el segundo turno, para realizarle la Radiografía portátil. El día que entré, sabíamos que ella no estaba nada bien – empeoramiento en el sexto día, y yo entré habiendo hecho una única vez la práctica de simulacro con el EPI – Equipo de Protección Individual -. Fui acompañado de mi Supervisor, quien había ya entrado en la habitación. La tensión ha sido brutal, por muchas circunstancias”.

Riesgos en los procedimientos
En la tarea del diagnóstico radiográfico, el trabajo del Técnico Radiólogo - que curiosamente sólo en España no se puede estudiar en entorno Universitario aunque sí en todos los demás países de la Unión Europea lo que tiene muy contrariados a los 20.000 profesionales de esta especialidad de la salud en España - consiste en una aproximación al paciente tan cercana como que tiene que colocar un Chasis Radiográfico en la espalda del paciente, posicionarlo de forma milimétricamente calculada y disparar el tubo de rayos x de un equipo portátil, que también se introdujo en la habitación de Teresa. 
El EPI no está adecuado para trabajar con el mandil de plomo
Al riesgo del contagio biológico se suma el de la Dosis de Dispersión de la Radiación, porque el traje EPI no está adaptado para que un Técnico Radiólogo se ponga un mandil plomado, con una cubierta interna de 0,50 mm de lámina de plomo que protege de la ionización de la radiación. “Al principio probamos a ponernos el mandil por debajo del EPI, pero no se puede porque este elemento de radioprotección llega hasta casi las rodillas, y el mono no permite ni colocarlo ni movernos bien con él sin tener riesgos de romperlo”. El Mandil plomado que se usa en estos casos pesa algo más de 4 kg. “Hemos tenido que hacer las Radiografías sin protección radiológica, tratando de alejarnos el máximo usando la longitud del cable de disparo”. 
Un Técnico Radiólogo, a menos de cinco metros del tubo de rx y sin protectores o barreras de protección – mamparas, paredes – se expone a una dosis de radiación equivalente a uno o dos días de 
Radiación de fuente natural: casi como si se hiciera la radiografía de tórax, que equivale a tres días.

Al riesgo radiológico se le une el de contaminación biológica. “Hemos estado y estamos con mucha tensión, aún a sabiendas de que en nuestra especialidad habitualmente no corremos tanto riesgo como otros compañeros de otras categorías. Somos profesionales de la salud y trabajadores de un hospital muy característico, donde ya hemos capeado con los años duros del VIH, con el SARS, con la gripe aviar y con otros asuntos. Pero esta vez era una compañera y se había contagiado delante de nuestras narices”, cuenta José, con 25 años de experiencia en el Hospital Carlos III, centro donde trabaja desde septiembre de 1989.

Modelo de bolsa para envolver el chasis de radiografía convencional

Barreras al contagio
La posibilidad de contaminación biológica del equipamiento que usan los Técnicos de Radiodiagnóstico, que ahora se denominan Técnicos Superiores en Imagen para Diagnóstico (TSID), ha sido un factor influyente en la tarea de obtención de la imagen torácica: “Hay que aislar el chasis radiográfico con una envoltura de tres bolsas que nos indicó la unidad de Medicina Preventiva. Nosotros hicimos pruebas hasta dar con lo que a nuestro entender era el mejor método, ya que esas bolsas deben de ser retiradas en distintos puntos de la salida de la habitación. Usamos bolsas de plástico de 300 galgas, de 76 x 80 cm. y color verde”. Tras sacar el chasis radiográfico de la habitación, y pasar por los controles de ‘sucio’ y descontaminación, se lleva a un equipo de digitalización para obtener la imagen radiográfica, y poder ser evaluada por el equipo médico.
Sin embargo, el tubo de rx portátil, que también se usó en la habitación del misionero Manuel García Viejo, en cuyos cuidados se infectó Teresa Romero, no salió de la habitación hasta que el paciente salió, lamentablemente fallecido. La descontaminación de un equipo con componentes electrónicos no se puede hacer con la misma técnica de concentrado de lejía al 10%, ni tampoco se puede proteger con un mínimo de riesgos de rotura de un protector envolvente, si existiera, en su manejo. 

Ese equipo portátil, valorable como mínimo en 18.000 €, fue ‘anclado’ sólo para el diagnóstico radiográfico de Teresa, al igual que otros equipos sin poderse sacar de la habitación, como monitores, inyectores y herramientas de control diagnóstico o de tratamiento de Enfermería.


Presión mental
José Javier Grau, justo antes de entrar en la
habitación de la paciente contagiada por Ébola
Este profesional madrileño revela que “la presión mediática y de todos los que nos rodean está siendo tremenda, todos tenemos familia y no puedes dejar de pensar en ellos. Ahora, que en mi caso ya ha pasado una semana, he conseguido controlar la ansiedad y ha sido muy importante el sentirme parte de un equipo que está unido en lo bueno y en lo malo. Esto hace que se pueda afrontar la siguiente entrada en una habitación con paciente de EVE de otra manera”.

Durante los días de actividad con dedicación a las pruebas de Teresa, José dice que “ha sido muy positivo hacer terapia de grupo. En nuestro caso estamos siendo ayudados por psiquiatría de La Paz y ayuda un montón a enfrentarnos a nuestros miedos. Hemos sido valientes, todos tenemos familia, pero somos Profesionales Sanitarios y nos debemos a nuestra Competencia”.

Por otro lado, realizar procedimiento con los trajes EPI de este nivel es “indispensable pero de verdad es asfixiante. Quién no tolera el traje por claustrofobia o sensación de asfixia, se puede intentar vencer con ayuda profesional. Pero es mejor no entrar si no puedes, a que entre alguien y la líe, porque habría que entrar a sacarlo e imagina lo que eso puede significar. De todas formas se entra por parejas para vigilancia mutua donde nos estamos hablando en todo momento ‘cantando’ lo que hacemos para demostrar que el calor no nos gana en mantener la conciencia, y que sabemos seguir los pasos indicados en el procedimiento”.

Protocolo Radiología convencional en paciente con Ébola
El Hospital Universitario de La Paz ha elaborado este documento, con el objetivo de Establecer la secuencia de actuación que deben seguir los profesionales para la realización de radiología básica a un paciente con Ébola.
Descárgatelo clicando aquí

Sistema portátil de radiografías
Portátil de RX inventado por Mónico Sánchez
La historia sitúa a un español, Mónico Sánchez Moreno, ingeniero eléctrico e inventor el inventor del primer equipo portátil de radiografías, en todo el mundo. Nacido en Piedrabuena (Ciudad Real) y después de exponerlo en la III Exhibición de la Electricidad en Nueva York en 1909, lo patentó en España en 1911. Pocos años después, en formato de pequeña maleta de mano, cuyas dimensiones eran 22cm x 22cm x 46cm y con un peso aproximado de 8 kg, vendió 60 equipos portátiles de RX durante la Primera Guerra Mundial al ejército francés, para dotar a 20 de sus ambulancias de campaña. 

Estos vehículos se llamaban ‘petit Curie’, porque el proyecto tecnológico sanitario fue encabeza por Marie Curie: física, matemática y química polaca, nacionalizada francesa, y doble Premio Nobel por ser Pionera en el campo de la radiactividad. Más de un millón de personas, soldados heridos, fueron radiografiadas durante la primera gran guerra mundial. 


José J. Grau - Perfil en Linkedin - es Técnico Especialista en Radiodiagnóstico, de la Promoción 1987 – 1989 del IES Escuela Técnico Profesional de la Salud, centro educativo dependiente del hospital Gregorio Marañón, desde 1973: Aunque en 1973, lo que se formaba era una especialidad de Radiología y Electrología para ATS, consistente en 8 meses de formación, que fue ampliándose progresivamente hasta llegar a los dos años (2.000 h.)  de Formación, incomparablemente insuficientes y de menor especialización y avanzada que en el resto de Estados de la Unión Europea.

Puedes acompañar más información con el artículo de este blog: Virus Ébola en Radiología: Diagnóstico, Síntomas, Prevención y Protección

Report on Conventional Radiography testing a patient infected with Ebola in Hospital Carlos III. Protocol for radiographic evidence of Ebola infected Patient.
Ebola Virus in Radiology: Diagnosis, Symptoms, Prevention and Protection