Publicidad

jueves, 30 de mayo de 2013

Un español inventó el primer equipo de RX portátil

Portátil de Rx 'Sánchez'
Mónico Sánchez Moreno, ingeniero eléctrico e inventor. Nació en Piedrabuena (Ciudad Real) en 1880 y murió en Piedrabuena en 1961 a los 81 años de edad.
Fue pionero de la radiología y electroterapia, conocido por el invento de un aparato portátil de rayos X y corrientes de alta frecuencia en 1909.
Gracias a su formación consiguió por concurso en 1908, su primer empleo como ingeniero jefe de la compañía Can Houten & Ten Brocck Company, y se especializó en las aplicaciones de la electricidad en medicina. Aquí dio vida a su gran invento: el aparato de rayos X y corrientes de alta frecuencia portátil, que se exhibió en la III Exhibición de la Electricidad en Nueva York en 1909, patentado en España en 1911.


En 1909 fue nombrado ingeniero jefe de la “Collins Wireless Telephone Company de Newar”, ubicada en el estado de New Jersey que formó parte poco después la poderosa “Continental WireaLess Telephone & Telegarfiph Company”, por la fusión de las compañías: Pacific, Clark, Collins y Massic. En esa empresa fue uno de sus ingenieros directores.
Exposición en 1909 de la  Collins Wireless

El diario “Chicago Daily Journal” publicó la importancia que tenía para la nueva compañía el contar con el inventor español. En las exposiciones de: Nueva York, Chicago, Filadelfia, San Luis..., fue el centro de atracción en todas ellas.

Aparato de rayos X “Sánchez”
El aparato de rayos X “Sánchez” era fácilmente transportable, por lo que sus aplicaciones podían realizarse a la cabecera del enfermo. El aparato se transportaba en una caja, a modo de pequeña maleta de mano, cuyas dimensiones eran 22cm x 22cm x 46cm, con un peso aproximado de 8 kg. No requería instalación y bastaba solo con enchufarlo a la red eléctrica.

El aparato portátil de Rayos X “Sánchez” supuso una auténtica revolución dentro de las “aplicaciones de la electricidad en medicina”, porque el equipo se montaba y ponía en funcionamiento en menos de 5 minutos. Para la producción de Rayos X hasta entonces era necesaria una maquina electrostática o una bobina de inducción que diera corriente de alto potencial. El peso mínimo de estas máquinas era de unos 400 kilos y el coste de unas 3.000 pesetas. Frente a las desventajas que presentaban las instalaciones fijas: nula movilidad, difícil y peligroso manejo y elevado coste; éste era fácilmente transportable, por lo que sus aplicaciones podían realizarse a la cabecera del enfermo.

El éxito de su “invento” permite a Mónico Sánchez rescindir su contrato y fundar en solitario su propia empresa: la Electrical Sánchez Company. En 1910 interviene en el V Congreso Nacional de Electrología y Radiología de Barcelona,


Regreso a España
En 1910 regresó a España, presentando su invento en el V Congreso Internacional de Electrología y Radiología Médica, celebrado en Barcelona, donde obtuvo la Medalla de Oro, sería su primer galardón en Europa, después vendrían más premios, condecoraciones y reconocimientos. Le surgen contratos para vender cuantos aparatos fabrique.
Premio por el invento del Portátil de Rayos X. 1913

Fábrica en Piedrabuena
Aunque sus equipos de Rayos X seguían fabricándose en Estados Unidos creó la European Electrical Company. El éxito de su invento en Europa le haría volver a su tierra y ubicarse en Piedrabuena, donde en 1913 construyó un amplio edificio (3.500 m2), “Laboratorio Eléctrico Sánchez”, donde además acometió mejoras para el pueblo que le vio nacer: la traída de agua potable desde Pilar Nuevo o la construcción de su central eléctrica.
El laboratorio construye no solo el Aparato de Rayos X, sino todos los instrumentos electromedicos, tubos de Rayos X, tubos Vacuo y otros.
Estados Unidos, París y Londres le ofrecieron establecer la construcción y venta de sus aparatos, pero no es en ninguno de estos lugares donde instala su industria, el afecto que tiene a su pueblo le lleva a establecerse en Piedrabuena.


Primera Guerra Mundial 1914/17
Durante la Primera Guerra Mundial, en Francia se dotó a 60 de sus ambulancias de campaña con equipos de Rayos X portátiles.
El laboratorio de Mónico Sánchez en Piedrabuena era en esos momentos el principal centro de investigación en España.
En la "década de los 40" el tubo coolidge de cátodo caliente sería sustituido por la aparición de una nueva “lámpara de Rayos X”, más estable y que permitía una regulación más exacta de las dosis de radiación. Es el tubo que se utiliza en la actualidad. El “equipo Sánchez” no se adaptó a esta nueva tecnología y tuvo que clausurar su industria.

En 1915 pretendió, sin conseguirlo, crear el mejor centro de aprendizaje de Electrología y Radiología, con una parte de enseñanza teórica por correspondencia y otra practica en Piedrabuena.

¿Habría sido la primera Escuela de Técnicos Radiólogos del mundo? 

Mónico Sánchez Moreno, Español inventor del primer portátil de RX

Fuentes:
Manchegos Ilustres
Tomás Cabacas
Piedrabuena.es