lunes, 9 de septiembre de 2013

Radiografía Axial de Rótula. Variantes

Esta es una publicación de los Técnicos Radiólogos Emilio Díaz Guzmán y Ana Mª Soriano Hernández, en julio de 2009, estando ambos en el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria (HUNSC). Tenerife, España.
La puedes revisar en este enlace de Portales Medicos

Con este artículo hemos querido desmarcarnos de los protocolos que suelen haber en la mayoría de los servicios de Radiología a la hora de realizar una proyección axial de rótula, ya que se utilizan posiciones incómodas para el paciente a la hora de realizar esta proyección.

Queremos mostrarles otras formas de realizar las proyecciones axiales de rótula, con estas dos variantes que les ofrecemos a continuación, demostrando que se pueden realizar de una forma más cómoda para el paciente. De esta manera intentamos desviar en la medida de lo posible el haz primario de rayos X del cuerpo del paciente.

Radiografía Axial de Rótula (Variante I)

  • Posición: Paciente de pie frente a la mesa de rayos X. Debe flexionar la rodilla y apoyarla en el borde de la mesa.
  • Chasis (película): El chasis lo colocamos en el extremo de la mesa de rayos X, donde apoyará el paciente la rodilla.

  • Rayo central: El rayo central se dirige hacia el borde superior de la rótula, con una angulación de unos 45º.
  • Técnica: La técnica será la adecuada para la anatomía del paciente (disparo libre).
Este es el resultado de esta proyección siguiendo los pasos indicados.
Se observa una fractura de rótula, con la misma proyección
Esta proyección se podrá realizar cuando se disponga de una mesa de rayos X que se pueda bajar hasta una altura adecuada, para no forzar demasiado la posición de flexión. También se podría hacer en un taburete si nuestra mesa de rayos X es fija en altura.


En esta proyección el rayo central no debe ser perpendicular al chasis, porque en la imagen que se obtiene, se superponen los cóndilos femorales a la rótula, como vemos en este caso que les mostramos a continuación.

Radiografía Axial de Rótula (Variante II)

  • Posición: En esta variante el paciente se sienta en el borde de la mesa de rayos X o en un taburete, mientras que hace una flexión de la pierna o piernas si son ambas rótulas. Con las manos se apoya en la mesa y se inclina un poco hacia atrás, para poner el tubo de rayos X delante del paciente.
  • Chasis (película): El chasis se pone en el suelo de forma que la sombra de la rodilla quede en el centro del mismo, la rodilla estará separada del chasis unos 30 ó 40 centímetros para magnificar la imagen.

  • Rayo central: El rayo central se dirige hacia el borde superior de la rótula con una angulación de unos 20º a 30º aproximadamente.
  • Técnica: La técnica será la adecuada para la anatomía del paciente (disparo libre).
Este sería el resultado cuando es una sola rodilla, en ella podemos observar también un pequeño fragmento de rótula sugiriendo una fractura o arrancamiento.

Esta proyección es ideal para realizar a personas que tienen poca movilidad y no se pueden poner sobre la mesa de rayos X para hacer las proyecciones axiales de rotula comunes.

En la radiografía que se muestra anteriormente (arriba) se observa cómo se visualiza bien el espacio femoropatelar y además podemos observar como un pequeño arrancamiento de rótula o una imagen de discontinuidad en el periostio de la rótula, y en la radiografía que les mostramos a continuación (abajo) se observa bien el espacio de la articulación femoropatelar de la axial de ambas rodillas.

Ventajas de las dos Variantes: Las ventajas que presentan estas posiciones es que no son incómodas de hacer para el paciente, el haz primario de rayos X no se dirige al cuerpo del paciente sino que se enfoca hacia el suelo, promoviendo la protección radiológica. Ambas variantes dan un alto grado de fiabilidad en sus resultados, observándose muy bien los espacios femoropatelares en ellas.

Inconvenientes: En la primera variante no se pueden hacer las dos rótulas a la vez, ya que sería una posición muy incómoda. Y en la segunda variante se muestra una pequeña imagen de superposición de la meseta tibial que prácticamente no interfiere en el resultado.

Estas dos variantes que proponemos, se les podrá realizar a aquellos pacientes que sean colaboradores y que no presenten lesiones o incapacidad para su realización. No forzar la flexión de la pierna en caso de dolor o lesión.