Publicidad

jueves, 13 de febrero de 2014

La utilidad de la mastectomía preventiva ante cáncer de mama


Cuando, en mayo de 2013, la bellísima actriz Angelina Jolie reveló en el The New York Times que se había sometido a una doble mastectomía, se produjo el conocido 'efecto Jolie': que es el debate sobre la utilidad de la mastectomía preventiva por riesgo de cáncer de cáncer.

Los doctores le dijeron a Jolie, de 37 años por entonces, que tenía un 87% de probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer si no se hacía ningún tratamiento, debido a los genes heredados de su madre, quien murió de cáncer de mama tras casi diez años de lucha.

La mastectomía bilateral profiláctica - o cirugía profiláctica - para extirpar ambos senos puede reducir el riesgo de cáncer de seno en mujeres que tienen antecedentes muy marcados en su familia de cáncer de seno o de ovarios, que tienen una mutación en el gen BRCA1 o en el gen BRCA2, o que tienen algunas mutaciones asociadas con cáncer de seno en otros genes, como el TP53 y el PTEN.


Sin embargo, yo me quedé con la 'mosca detrás de la oreja'. Y más aún cuando en el I Congreso español internacional de la mama, al que asistí en octubre 2013, se puso en debate de alto nivel que el vaciamiento axilar está en entredicho según las últimas investigaciones.

Pues bien: una publicación de este martes 11 de febrero de 2014, en el British Medical Journal (Mastectomía contralateral y supervivencia después del cáncer de mama en portadoras de mutaciones BRCA1 y BRCA2: análisis retrospectivo) advierte que se necesita más investigación para confirmar el beneficio de una mastectomía doble para reducir el riesgo de muerte en mujeres con diagnóstico de BRCA- cáncer de mama relacionado.

La cirugía para reducir el riesgo no se considera una opción apropiada para la prevención del cáncer en mujeres que tienen un riesgo mayor de cáncer de seno pero no han llegado al punto más crítico de su riesgo; tales mujeres pueden, sin embargo, elegir usar algunos medicamentos (Tamoxifeno) para reducir su riesgo, según se informa en esta revisión de agosto de 2013: Cirugía para reducir el riesgo de cáncer de seno


Todo esto significa, en argot más asequible, que no debe pensarse en que la mastectomía total es la solución para evitar cáncer de mama. La mastectomía, al eliminar la zona de posible origen de anidamiento de la zona tumoral en el tejido mamario, te sirve para que no haya zona de origen y expansión o infiltración. Pero... ¿y el cáncer de ovario y matriz? También este tipo de cánceres tienen un componente esencial estrogénico, como el tejido mamario.
Así que entiendo que lo que hizo Jolie fue un disparate, aunque entiendo que pudiera entrar en situación de ansiedad. Sin embargo, debió de atender otras muchas opciones, combinando pruebas diagnósticas frecuentes sin radiación ionizante (Ecografías y Resonancias) con las de radiación (Mamografías) y confiar en otro dato estadístico confirmado: el cáncer de mama originado por la mutación de los BCRA 1 y 2 significan el 10 % de todos los cánceres de mama.
Por lo tanto, Jolie no ha eliminado totalmente la posibilidad de que sufra cáncer de mama.

Conozcamos también otras alternativas quirúrgicas a la mastectomía total:
La cuadrantectomía en cirugía oncológica es el término médico para denominar la extirpación de un cuarto de la mama. La cuadrantectomía se recomienda en los casos en los que el tumor es de pequeño tamaño -lo que ocurre de un 10 a un 20% de los casos. El tejido extirpado es lo suficientemente reducido como para que no se aprecie una diferencia significativa entre una mama operada y la que no ha sido sometida a cirugía.

Y termino: Los Técnicos Radiólogos debemos familiarizarnos con todos estos temas ya que podemos ser informadores a las mujeres que acuden a las pruebas de cribado y ser útiles tanto para la adherencia a las pruebas como para orientar a las pacientes sobre estos asuntos.

Fuente: Sciencedaily