Publicidad

lunes, 9 de septiembre de 2013

Radiografia toracica pediatrica: Dispositivo de Amplatzer


Este Tórax Pediátrico lo obtuve en una guardia nocturna y al ver la imagen lo primero que pensé es que esta niña de 5 meses y medio se había tragado un juguetito. Informé al médico prescriptor de dicho hallazgo, pero al hablar con sus padres nos informaron que tenía un implante cardiaco: Se trata del Dispositivo de Amplatzer, que consiste en el cierre transcatéter del conducto arterioso persistente. Nunca antes lo había visto.

La comunicación interauricular (CIA), por conducto arterial persistente, es la cuarta cardiopatía congénita más frecuente, representando un 6% de todas las cardiopatías congénitas. La presencia de este defecto con un tamaño significativo, produce un importante paso de sangre de izquierda a derecha, y una dilatación de las cavidades derechas cardiacas, lo cual es una indicación para el cierre del defecto.
Esquema Colocación Dispositivo Amplatzer
El tamaño del dispositivo de cierre corresponde al diámetro del defecto medido con el balón posicionado en el mismo e inflado hasta que no haya paso de sangre a su través, lo cual es mayor que el tamaño medido por ecocardiografía. El dispositivo consiste en un doble disco autoexpandible hecho con alambres de nitinol (aleacion de 55% de niquel y 45% de titanio, con propiedades superelásticas, memoria de forma y excelente biocompatibilidad). Este material permite que el dispositivo pueda ser transportado a través de un introductor en una configuración casi lineal, y que al desplegarlo dentro del corazón adquiera su forma original.


El dispositivo está formado por dos discos que se unen por una cintura de 4 mm de longitud (Fig. 1A). El tamaño del dispositivo a colocar se corresponde con el tamaño de esta cintura de unión. Hay un total de 3 parches de dacrón cosidos en el interior de cada uno de los discos y de la cintura de unión para aumentar la capacidad trombogénica del dispositivo. En el disco de la aurícula derecha (AD) hay una tuerca  de acero inoxidable soldado al disco con láser, lo que permite atornillar el cable de transporte del dispositivo para su colocación.

Conducto arterial persistente

Es una afección en la cual un vaso sanguíneo no se cierra. La palabra "persistente" significa abierto.
El conducto arterial permite que la sangre circule alrededor de los pulmones del bebé. Poco después de que el bebé nace y los pulmones se llenan de aire, el conducto arterial ya no se necesita. Por lo regular, se cierra en un par de días después del nacimiento.

Esta afección lleva a que se presente un flujo anormal de sangre entre la aorta y la arteria pulmonar, dos grandes vasos sanguíneos que llevan sangre desde el corazón.

Causas
El conducto arterial persistente afecta con más frecuencia a las niñas que a los niños. La afección es más común en bebés prematuros y aquellos que presentan síndrome de dificultad respiratoria neonatal. Los bebés con trastornos genéticos, como el síndrome de Down, y cuyas madres hayan contraído rubéola durante el embarazo están en mayor riesgo de padecer este problema.

El conducto arterial persistente es común en bebés con problemas cardíacos congénitos tales como el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, transposición de los grandes vasos y estenosis pulmonar.

Fuentes: Medline Plus y Cardioaragon.com