Publicidad

jueves, 7 de febrero de 2013

Efectos en los Profesionales que trabajan en Resonancia Magnética


Se publicó este estudio a finales de agosto de 2012 en Occupational and Environmental Medicine, donde los investigadores del Instituto de Ciencias de la Evaluación de Riesgos en la Universidad de Utrecht en los Países Bajos, aseguraronn que los efectos del escáner de Resonancia fueron particularmente notables cuando a los participantes se les pidió que utilizan niveles altos de esfuerzo en la memoria. 

Estos hallazgos podrían tener implicaciones para profesionales sanitarios que trabajan cerca de un equipo de resonancia magnética de alto campo. Se asegura que parecen disminuir temporalmente la concentración y la conciencia visual-espacial.

El estudio consistió en el siguiente proceso: 
31 voluntarios hicieron movimientos de cabeza estándar estando dentro del campo magnético estático de una unidad de Resonancia 7 Tesla. Los voluntarios estaban en diferentes niveles de exposición: 0, 0,5 (mediana) y 1 (alta) tesl, y se les ubicó en orden aleatorio y con una semana de diferencia.

Después de cada nivel de exposición, los voluntarios recibieron 12 tareas cognitivas cronometradas  para poner a prueba los tipos de habilidades que un cirujano o un médico puede necesitar realizar en las proximidades de un equipo de resonancia magnética. Las tareas incluyen el seguimiento visual y el movimiento y las funciones generales tales como la atención, la concentración y la memoria de trabajo.

Un total de 30 voluntarios completaron las tres sesiones. Los resultados mostraron que las funciones más generales, tales como la atención y la concentración, así como la sensibilización visoespacial, se vieron afectados significativamente a 0,5 tesla y 1, en comparación con las acciones realizadas en 0 tesla.

Para tareas mentales complejas, los tiempos de reacción y la retirada eran más largos, que varía de 5% a 21% cuando se expone a mayores niveles de fuerza del imán.



Mientras que la memoria no verbal no parece verse afectada por el grado de tesla, el estudio mostró una disminución de la memoria verbal, aunque el resultado tenía sólo una importancia marginal. Al más alto nivel de exposición, los voluntarios también experimentó algunos síntomas físicos como sabor metálico en la boca entre 12 personas, en seis mareos y dolores de cabeza en cinco. Una persona reportó náuseas.

"Las implicaciones exactas y los mecanismos de estos efectos sutiles aguda en [la práctica] no están claros", escribieron el Dr. Hans Kromhout y sus colegas. "Hasta la fecha, principalmente los problemas de salud y seguridad de los pacientes han sido evaluados, pero las posibles consecuencias son especialmente importantes para los profesionales que operan en la maquinaria ... los de mantenimiento, y los ingenieros de resonancia magnética, ya que están repetidamente expuestos a campos magnéticos estáticos".