Publicidad

martes, 21 de enero de 2014

Investigación en Europa para detectar tumores de mama 4 veces más pequeños

El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) está trabajando, en colaboración con un hospital francés en Marsella, en un nuevo aparato que permitiría detectar tumores de mama tres o cuatro veces más pequeños que los que se puede ver ahora, lo que permitiría detectar el cáncer antes, según ha asegurado el director científico del laboratorio Sergio Bertolucci. "Es tres o cuatro veces mejor que lo que se encuentra en los hospitales ahora", ha asegurado y añade que "el aparato se encuentra en su última fase de prueba, con humanos, y poder detectar antes el cáncer marca una gran diferencia en cuanto a probabilidad de supervivencia".

El aparato combina ultrasonidos de alta velocidad con la Tomografía por Emisión de Positrones (PET), lo que lo convierte en "un tipo de sensor más refinado" y es "tres o cuatro veces mejor que lo que se encuentra en los hospitales ahora" a la hora de detectar calcificaciones, pudiendo llegar a ver tumores de 1 milímetro o 1,5 milímetros.

Bertolucci espera que el aparato puede estar disponible "para todo el mundo dentro de un año". Asimismo, ha señalado que el centro está estudiando posibles tratamientos para el cáncer más localizados sobre los tumores, mediante protones, que tendrían "más efecto en el tumor y menos efecto en los tejidos, en sitios difíciles de llegar".

El CERN
Su objetivo es la física fundamental, la búsqueda del origen y constituyentes últimos de la materia. En el CERN, el mayor acelerador de partículas del mundo y los instrumentos científicos más complejos se utilizan para estudiar los componentes básicos de la materia - las partículas elementales. Escudriñando los productos resultantes de las colisiones de las partículas aceleradas a velocidades próximas a la velocidad de la luz los físicos aprenden sobre las leyes de la Naturaleza.

Los instrumentos básicos utilizados en el CERN son los colisionadores de partículas y los detectores. Los colisionadores aceleran haces de partículas a energías proximas a la velocidad de la luz y se hacen colisionar entre sí o con blancos fijos. Los detectores observan y registran los resultados de estas colisiones.

El CERN fue fundado en 1954 y está situado en la frontera franco-suiza cerca de Ginebra. Fue uno de los primeros laboratorios conjuntos Europeos y ahora cuenta con 20 Estados miembros. España es miembro fundador. De igual importancia al enorme éxito científico del laboratorio a lo largo de sus más de cincuenta años de historia, es el hecho de que el cern fuera un medio para relanzar la maltrecha física de partículas europea de la postguerra y así contribuir a la reconcilación de países que hacía pocos años atrás se habían enfrentado en los campos de batalla. Este papel de CERN como organización internacional que promueve la colaboración abierta internacional aún permace vigente hoy en día al convertirse el CERN en estos últimos años en una organización con una perspectiva más global sobrepasando las fronteras europeas.

Marco internacional
El CERN es un laboratorio internacional con 20 estados miembros (Austria, Bélgica, Bulgaria, la República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, los Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, República Eslovaca, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido), un estado candidato (Rumanía) y 8 observadores (la Comisión Europea, India, Israel, Japón, la Federación Rusa, Turquía, la UNESCO y los EE.UU.). CERN emplea a poco menos de 2400 personas. Los científicos y técnicos de laboratorio diseñan y construyen los aceleradores de partículas y aseguran su buen funcionamiento. También ayudan a preparar, ejecutar, analizar e interpretar los datos de los complejos experimentos científicos.

Unos 10.000 científicos visitantes, la mitad de los físicos de partículas del mundo, van al CERN para llevar a cabo su investigación. Ellos representan 608 universidades y 113 nacionalidades.


Fuente: EuropaPress