Publicidad

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Primer quirófano oncológico del mundo con navegador de Radioterapia intraoperatoria (Madrid, España)


El Hospital Gregorio Marañón es el primer centro en el mundo que cuenta con un quirófano oncológico equipado con un navegador, que se usará en la cirugía de cánceres con el objetivo de conseguir una mayor precisión en la radiación de los tejidos con riesgo cancerígeno tras la extirpación del tumor.
Este sistema de tratamiento oncológico de Radioterapia guiado por imagen permitirá incrementar la seguridad de la radioterapia intraoperatoria. El análisis de sus resultados ha sido publicado en la revista Physics in Medicine and Biology.

Este novedoso sistema de guiado por imagen ha sido desarrollado por investigadores del Hospital Gregorio Marañón, la empresa GMV y las Universidades Carlos III de Madrid y Complutense, en el marco de proyectos de investigación financiados por la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Economía y Competitividad.

Qué es la Radioterapia Intraoperatoria
La radioterapia intraoperatoria es un tratamiento antitumoral que, tras la extirpación del cáncer, permite radiar con gran precisión las zonas afectadas por el tumor o las partes que no se han podido eliminar. Mediante este procedimiento se pretende evitar que el cáncer se vuelva a reproducir.

La radioterapia intraoperatoria no compite sino que complementa a la quimioterapia y a la administración de fármacos biológicos, sumando ventajas evidentes para el paciente, como la reducción del impacto biológico del postoperatorio al llevarse a cabo mediante cirugía menos invasiva. En el cáncer de mama precoz el tratamiento radioterápico, en lugar de durar de seis a ocho semanas en el caso de un tratamiento convencional, puede hacerse la intervención quirúrgica y el tratamiento radioterápico en solo 24 horas.

El sistema permite interaccionar en tiempo real tanto con el cuerpo del paciente (con sus distintos tejidos y cáncer) como con el aplicador de radioterapia usado para radiar la zona afectada por el tumor.

La nueva sala de operaciones, blindada para este tipo de procedimientos, incorpora pantallas de alta definición y calidad diagnóstica para visualizar la imagen en 3D del paciente, tres cámaras de videovigilancia y un conjunto de ocho cámaras infrarrojas para la navegación en tiempo real colocadas en torno al área quirúrgica que permiten captar el movimiento de objetos durante todo el procedimiento.

Esta innovadora tecnología comparte los mismos principios de captación de movimiento que se utilizan en el cine y en los videojuegos para trasladar el movimiento de actores a personajes animados.

Por su parte, el personal médico dispondrá de una representación en 3D del enfermo y del aplicador que conduce la radiación, de manera que puede guiarse dentro del paciente a través de las pantallas de alta definición del quirófano.

Sobre dicha representación tridimensional, reconstruida a partir de un escáner previo, se realiza un seguimiento de la colocación del aplicador sobre el lecho tumoral con el objetivo de radiar exclusivamente los tejidos con residuo o riesgo cancerígeno predeterminados en cada paciente.

Además, se puede predeterminar y ajustar "in situ" la zona, la profundidad y dosis que recibirá cualquier tejido (como piel, hueso, músculo, intestino o vejiga) y comprobar si existe algún riesgo añadido para los tejidos sanos.


Tecnología Aplicada del Navegador
El navegador aplicado está basado en la tecnología GPS, que permite guiar por imagen y en tiempo real la radioterapia intraoperatoria que necesitan muchos pacientes enfermos de cáncer.

Esta técnica, que ya fue reconocida internacionalmente, permitirá que el tratamiento de radioterapia intraoperatoria sea “más seguro, más preciso y menos tóxico”, según el jefe del departamento de Oncología del centro, Felipe Calvo.

El proyecto ya se aplicó en seis pacientes de forma satisfactoria, “aunque para evaluar el éxito de la mejora del tratamiento aún es pronto, necesitamos tiempo para determinar el impacto que tendrá en el paciente”, explicaron los responsables del método.

“Todo comenzó hace 12 años en la cafetería que está enfrente de la unidad de oncología del Hospital Gregorio Marañón. El doctor Calvo me dijo que teníamos que mejorar la aplicación de la radioterapia intraoperatoria, y así hasta el día de hoy”, expresó el doctor Manuel Desco, Jefe de Medicina Experimental del Gregorio Marañón al recordar el inicio de un proyecto pionero a escala mundial, que se ha difundido con éxito en la revista Physics in Medicine and Biology.

Este novedoso sistema permitirá a los cirujanos y oncólogos radioterápicos de este hospital interaccionar en tiempo real con los distintos tejidos del paciente, tanto los afectados por el cáncer como los sanos, y con el aplicador de radioterapia que se usa para tratar la zona afectada, ya que permite saber “cómo se comporta la radiación cuando se emite”.

“Es como un GPS radioterápico y radioquirúrgico, ya que permite decirnos dónde está el haz de radiación con respecto a la anatomía del paciente y su tumor”, indicó Calvo.

Planificador de Radioterapia Intraoperatoria
Este madrileño Hospital 'Gregorio Marañón' ha podido llegar a disponer de esta sistema también gracias a el trabajo de investigación de su planificador de radioterapia intraoperatoria. Y desde enero de 2012 se anunció como el primer desarrollo del mundo –según sus creadores- que permite obtener un modelo virtual de un paciente con cáncer y predecir el efecto de la radioterapia localizada que se le va a aplicar. El sistema ya fue sido patentado y ha recibido el visto bueno para su publicación en la principal revista del sector, la International Journal Radiation Oncology Biology Physics.


José Antonio Santos, del servicio de Oncología Radioterápica del Gregorio Marañón, junto al simulador de radioterapia

El programa tiene un módulo que permite distinguir y colorear los distintos órganos o partes del cuerpo (por ejemplo, en el caso presentado, las costillas, los pulmones o el corazón). Además, como en otros simuladores médicos, estos pueden visualizarse o no. Como la simulación anticipa hasta dónde llegaría la radiación, se pueden tomar medidas preventivas, como interponer pequeñas láminas de plomo que intercepten la radiación y protejan los órganos sanos.

José Antonio Santos, del servicio de Oncología Radioterápica del hospital, y que ha sido quien ha supervisado el desarrollo clínico del planificador, pone un ejemplo de la utilidad del sistema: “Una mujer a la que se opera de un cáncer de mama debe luego acudir al hospital durante cinco semanas a radioterapia; con este sistema, se da el tratamiento a la vez que se opera, y la mujer ya se va a casa”. Esto es así ya que al poder dirigir y controlar la radiación esta puede ser mucho más intensa, por lo que se evita que haya que estar repitiendo el proceso.


Método de la Sesión Radioterápica Intraoperatoria

Finalmente, podemos representar cómo es el flujo de tareas de la Sesión Radioterápica intraoperatotria:
Previo a la operación, el paciente se somete a una tomografía axial computarizada que permite al médico reconstruir tridimensionalmente su anatomía. Enseguida, el simulador Radiance permite en ese paciente virtual planificar el tratamiento radioterápico, delimitando el tumor a resecar, el lecho tumoral y los órganos a proteger de la radiación, y seleccionando finalmente la posición del aplicador, su diámetro, el ángulo de su bisel y la energía del haz.

Ya en el quirófano, el personal médico puede guiarse dentro del paciente a través de las pantallas de alta definición del quirófano. Asimismo, el oncólogo radioterápico podrá comparar la posición y orientación del aplicador en el momento de la intervención con la planificada previamente y repetir, si fuera necesario, la estimación de la distribución de la dosis para ajustar el tratamiento al escenario quirúrgico real.

El sistema permite predeterminar y ajustar posteriormente in situ la zona, la profundidad y la dosis que recibirá cualquier tejido (piel, hueso, músculo, intestino o vejiga) y comprobar si existe algún riesgo añadido para los tejidos.




Referencia bibliográfica: 
V García-Vázquez. E Marinetto. J A Santos-Miranda. F A Calvo. M Desco. J Pascau. "Feasibility of integrating a multi-camera optical tracking system in intra-operative electron radiation therapy scenarios". Physics in Medicine and Biology. Volume: 58. Number: 24. Published 4 December 2013
doi:10.1088/0031-9155/58/24/8769 http://iopscience.iop.org/0031-9155/58/24/8769

Fuentes:
Milenio.com
agenciasinc