Publicidad

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Investigación de 4 casos de reacciones al contraste del TAC en el Hula (Lugo, España)


Los cuatro casos, uno de ellos de reacción grave, se han producido en menos de un mes, existiendo una gran preocupación generada entre el personal del servicio de radiología del HULA ( Hospital Universitario Lucus Augusti).

Se da la circunstancia de que los cuatro casos detectados fueron todos de pacientes sometidos a TAC, prueba de diagnóstico radiológico para la que es necesaria aplicar contraste, entre cuyos componentes figura el yodo.

Para esta investigación, la comisión multidisciplinar, formada por diferentes especialidades,estudiará de forma individualizada cada uno de los cuatro casos de reacciones adversas al contraste administrado. Uno de ellos tuvo que ser reanimado en la uci, tras una parada cardíaca, siendo el caso más grave cuando se produjo el pasado viernes 13 de diciembre, aunque el paciente se encuentra fuera de peligro..
"Se adoptaron -señaló el gabinete de prensa del hospital- todas las medidas oportunas para garantizar la máxima seguridad de todos los pacientes".

Fuentes consultadas señalaron que este tipo de reacciones son relativamente frecuentes, pero no tan fuertes ni con tanta concentración de casos.

Entre los primeros indicios, se sabe que este Servicio recurrió a reservas de Sustancias de Contraste que quedaban en los Hospitales de Burela y Ponferrada, antes de que adjudicaran otro proveedor, a través de concurso, los contrastes se aplicaban en jeringuillas precargadas, vía intravenosa.
Las unidosis fueron sustituidas recientemente por frascos de 100 mililitros y de 500 mililitros, de los que se extraen las cantidades que se administran a los pacientes.

No es imposible que la manipulación del contraste fuera de su recipiente sea una causa de la modificación de sus características, ya que el contraste de TC no debe estar expuesto a la oxigenación más de unas pocas horas después de abrir el envase.

Fuentes diversas de medios digitales