miércoles, 16 de enero de 2013

Manual de Cuidados y Ejercicios tras Linfadenectomía (mastectomía parcial)



La mama es un órgano muy importante para la mujer, no sólo por su papel en la nutrición de los recién nacidos a través de la lactancia, sino también como símbolo de la feminidad.
Por otra parte, es un órgano que está seriamente amenazado pues, sin duda, el cáncer más frecuente en la mujer es el de mama. Afortunadamente, los resultados en el tratamiento de este cáncer han experimentado una notable mejoría en los últimos años, considerando tanto la supervivencia como los
resultados estéticos.

Hoy en día, gracias a los avances en el tratamiento del cáncer de mama, la necesidad de extirpar los ganglios de la axila, lo que técnicamente se conoce como linfadenectomía axilar, ha disminuido de forma considerable gracias a la biopsia del ganglio centinela. No obstante, aún es necesaria realizarla en
número nada despreciable de pacientes.

Linfedema
Fundamentalmente, son las personas tratadas con extirpación de los ganglios axilares, las que poseen riesgo de desarrollar linfedema en un porcentaje de aproximadamente un 10%. Si además de extirparles los ganglios de la axila reciben radioterapia sobre la misma, este riesgo se incrementa hasta un 20%.
El propósito de este manual no es otro que el de informar de las medidas preventivas encaminadas a evitar la aparición del linfedema; medidas que deben iniciarse de manera inmediata tras la cirugía. Las mismas requieren de una serie de cuidados diarios y de un programa de ejercicios respiratorios y de
movilidad de la mano del brazo afectado.

Asimismo, otro objetivo es el de informar, en el caso de que el linfedema esté ya presente, del tratamiento de éste y de adónde y a quién deben dirigirse.

Tras el alta se deben seguir una serie de cuidados generales encaminados a evitar posibles complicaciones y a detectar precozmente algún signo de ellas.
Cuando se han extirpado los ganglios linfáticos de la axila la circulación de la linfa es más lenta; esto hace que a veces se acumule en el brazo y en la mano del lado operado, provocando una inflamación que se denomina linfedema, la cual es la principal complicación después del alta.

(En caso de linfadenectomía o vaciamiento axilar).
Estos cuidados están basados en dos principios:
  • Evite el incremento de la producción de linfa: por ejemplo en caso de infecciones,…
  • No aumente el bloqueo de eliminación de la linfa: por ejemplo con compresión,…
Enlace de Descarga del Manual
Documento elaborado por

  • UGC Cirugía y Especialidades. Área de Gestión Sanitaria Sur de Granada
  • Asociación Española Contra el Cáncer. Junta Local de Motril