Publicidad

lunes, 30 de abril de 2012

Técnica de RM para mejor control del cáncer de ovario



Los científicos han determinado que una técnica de resonancia magnética (RM), que mide el movimiento de las moléculas de agua dentro del tumor, puede ser la mejor manera de rastrear la forma cómo las mujeres con cáncer ovárico en estadío tardío están respondiendo al tratamiento.

El estudio fue publicado en línea el 13 de febrero de 2012, en la revista Radiology. Investigadores del Centro de Medicina Experimental de Cáncer Cambridge de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) compararon tres técnicas RM distintas y mostraron que un tipo llamado RM de difusión ponderada es la más efectiva para indicar la respuesta al tratamiento y también para distinguir cuando los tumores que se han diseminado de los ovarios a los tejidos circundantes no estaban respondiendo.

Las tomografías computarizadas (TC) son usadas normalmente para ayudar a evaluar si las pacientes con cáncer ovárico deben seguir recibiendo, o no, quimioterapia después de su primera ronda de tratamiento, pero puede solo detectar diferencias en el tamaño del tumor en oposición a un cambio en su estructura.

El líder del estudio Dr. Evis Sala, de la Universidad de Cambridge, dijo: “En el momento nos apoyamos en las TC y las pruebas sanguíneas para decirnos lo que está sucediendo dentro del tumor de una paciente. Pero es difícil juzgar que tan efectivo ha sido el tratamiento de ellos solos, particularmente cuando el cáncer se ha diseminado a otros tejidos donde puede comportarse de forma diferente al tumor primario. Hemos demostrado que la RM de difusión ponderada puede dar una idea mucho mejor de la densidad de los tumores, además de su tamaño, haciendo más fácil determinar cuáles pacientes se están beneficiando más del tratamiento. Ahora estamos colaborando en un estudio nacional para ver si este tipo de imagenología puede ser una manera efectiva de predecir la respuesta al tratamiento en un grupo mucho más grande de pacientes con cáncer ovárico avanzado”.

Cada paciente se sometió a RM del abdomen y la pelvis, incluyendo tres técnicas RM adicionales además de las exploraciones convencionales. Las técnicas de imagenología diferentes fueron comparadas usando varios parámetros—uno llamado coeficiente de difusión aparente (ADC) mide el movimiento de las moléculas de agua en los tumores.

Los investigadores compararon las mediciones ADC en el tumor primario y en las células cancerosas que habían hecho metástasis de los ovarios al lecho del abdomen. Descubrieron que había un aumento más grande en el ADC del tumor primario entre aquellas que respondieron al tratamiento en comparación a aquellas que no; mientras que en los sitios de diseminación del cáncer, no hubo cambio.

El autor sénior Dr. James Brenton del Instituto de Investigación de Cáncer de la Investigación de Cáncer del Reino Unido, añadió: “El aumento en ADC visto en el tumor primario en pacientes que respondieron al tratamiento se debe a que la quimioterapia mata algunas células cancerosas, lo que a su vez aumenta la cantidad de espacio dentro del tumor permitiendo que las moléculas de agua fluyan más fácilmente. El hecho de que hubo pocos cambios en los sitios de diseminación del cáncer, sugiere que esas células pueden ser más resistentes y por lo tanto necesitan ser enfocadas con un tratamiento diferente para el tumor primario”.

La Dra. Joanna Reynolds, directora de los centros de Investigación del Cáncer del Reino Unido, dijo: “Una meta importante de la Red de Medicina Experimental de Cáncer de la Investigación de Cáncer del Reino Unido es soportar el desarrollo de pruebas que puedan ayudarles a los médicos a detectar rápidamente las células resistentes al tratamiento en el tumor, de modo que la terapia pueda ser ajustada apropiadamente. El cáncer ovárico avanzado puede ser muy difícil de tratar, lo que significa que es vital que las pacientes sean monitorizadas estrechamente para asegurar que se estén beneficiando del tratamiento. Estamos emocionados de estar patrocinando la siguiente etapa de esta investigación, que mirará los beneficios potenciales de esta prueba en un grupo más grande de pacientes”.

Fuente: Medical Imaging