Publicidad

miércoles, 5 de agosto de 2009

Resumen del III Curso de Mama. Bilbao, junio 2009


Con cierto retraso, y pido disculpas públicas a quien lo prometí hacer antes, os presento un resumen de fotos, declaraciones videográficas, momentos importantes que vivimos los presentes en este evento formativo monográfico en el estudio de la Mama, para TSID.


Yo creo que este evento es un ejemplo de varias situaciones que se producen en nuestro ejercicio profesional. En este Curso muchos nos actualizamos conociendo aquellos procedimientos, experiencias compartidas y propuestas de Desarrollo Profesional, que es imposible que en una titulación de Grado Superior de FP se pueda impartir en no menos de 4-5 meses de teoría práctica.
Si a esto añadimos que los TSID desempeñamos nuestras competencias manejando TC, RM, equipos de Radiología Convencional, Mamógrafos, Radiología Telemandada, Ecografías...
No podemos seguir así, señores administradores de Sanidad y Educación. Nosotros mismos, con nuestra ilusión, y ganas de ser más útiles en la obtención técnica de Imagen para Diagnóstico, le estamos dando solución a tantas carencias formativas, tanto en tiempo como prácticas.
Los TSID de España no reunimos en este tipo de eventos, acompañados por Radiólogos, quienes asumen - aunque muchos siguen siendo hipócritas porque en Clinicas Privadas nos contratan como ecografistas, pero no se atreven en el nivel Público, por ejemplo - que debemos tener una formación universitaria, y sobre todo que actualice y homologue el Conocimiento para los procedimientos de obtención de Imagen Médica.
Trucos como los que nos contaron el malagueño Carlos Padrón, evidencias prácticas de Maria Jesús Suárez o Begoña González, valoraciones en diálogos abiertos... Fue enriquecedor en todos los sentidos.
En este curso conocí a grupos de TSID muy agradables, competentes y dispuestos a formar parte del entorno Colegial, como el Colegio de TSID de Extremadura. "Todo llega, compañeros", les dije. Como también llegó la hora de compartir estas valoraciones y videos.
Por cierto. Qué agradable es Bilbao. Me encantó en todos los aspectos.