Publicidad

martes, 2 de diciembre de 2014

Metal líquido usado como contraste radiológico


La investigación en Tecnología aplicada para usos en Radiología Médica abre frecuentemente puertas nuevas soluciones. No me cabe duda de que la Radiología Médica, en unos 15 años, será sonrientemente mucho más avanzada que los diez últimos, en los que los equipos híbridos, el proceso activo de imagen de alta resolución para navegar por el interior de cavidades anatómicas y las reducciones de dosis ionizante están suponiendo los mayores esfuerzos de inversión en investigación.
Pero la Investigación abre puertas y entrelaza recursos donde antes poco se podía intuir...

En la información que he visto publicada en IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers) encuentro este interesante artículo que se titula Angiografía de metal líquido con Mega Contraste para visualización radiológica vascular de la red de reconstrucción anatómica en órgano in vitro. La imagen del estudio con contraste metálico conrresponde a la parte izquierda de la imagen superior, frente a una imagen de angiografía estándar (derecha)

Y es que la visualización fisioanatómica de las redes de vasos juega un papel vital en las investigaciones fisiológicas o patológicas. Sin embargo, hasta el momento sigue siendo un gran reto para identificar las estructuras finas de las pequeñas redes de vasos capilares a través de formas de imagen convencionales. Por ejemplo, la Angiografía no ha llegado aún a poder representar del todo el árbol capilar, ni las formas de cuantificación de score cálcico dan una imagen concreta del mapeo capilar coronario, aunque se aplica de forma estándar el TAC coronario o DMD cardiaco como técnica radiológica no invasiva, que permite visualizar la anatomía y luz de las arterias coronarias así como valorar la presencia de placas de ateroma.
Sin embargo el DMD tiene aún un inconveniente: porcentaje no despreciable de pacientes que no pueden someterse a la prueba de Score Cálcico, o patologías asociadas que impiden un cálculo no exento de riesgos de error.

La solución en esta investigación ha sido el uso a temperatura ambiente del galio como agente de contraste metal líquido a temperatura ambiente. Se infundíó en los vasos del corazón y los riñones de un cerdo in vitro, y se examinaron las muestras bajo rayos X y se compararon los angiogramas con los obtenidos a través de contraste convencional (iohexol).
Quedó cuantitativamente demostrado por los histogramas de escala de grises y los índices numéricos, que el contraste de los vasos de los tejidos circundantes en los angiogramas con metal líquido es varios órdenes mayor que la de las imágenes mejorada con iohexol.
Este especial angiograma con contraste metálico alcanzó un detalle de anchura de 0,1 mm para las cavidades pequeñas, lo que indica que los capilares se distinguen claramente bajo las imágenes de metal líquido, gracias a esta investigación del equipo de chinos Qian WangYang YuKeqin PanJing Liu


Sígueme en Twiter: @Migueldlacamara