Publicidad

sábado, 22 de junio de 2013

Cómo reducir ansiedad del niño ante la prueba Radiológica

Adecuación de una Sala de Resonancia para pruebas de pacientes pediátricos
En esta ocasión vamos a descubrir algunos consejos analizando las conclusiones que investigadores suecos han descubierto para la reducción de la ansiedad de un niño antes de una operación o prueba radiológica.
La solución siempre pasa por adoptar enfoques flexibles, lo que podría tener implicaciones para todos los procedimientos del hospital estresantes que afectan a niños.
En la imagen de este post vemos cómo un equipo de Profesionales de una Sala de Resonancia han adecuado a un ambiente pediátrico con dibujos, trazos y estructuras infantiles que harán que todo niño no sólo no se asuste sino que además se pueda sentir orgulloso y protegido para contar a otros niños y sus familiares su experiencia en la Sala de Resonancia.

Entre las conclusiones de los investigadores encontramos las siguientes:

  • La ausencia de información con suficiente antelación sobre el propio niño hace que sea difícil para los profesionales hacer los preparativos necesarios.
  • Algunos encuestados describieron que no tienen más remedio que sujetar físicamente al niño, a pesar de que sabía que no era una buena práctica. Estas situaciones generalmente surgen en situaciones de emergencia.
  • La organización de una visita previa a la sala de pruebas u operaciones dará mayor confianza al niño. Otra técnica consiste en enviar una foto de sala o de los profesionales a un niño con necesidades especiales para que el niño haga más familiar su paso por el hospital.
  • Desviarse de las rutinas organizacionales y personales, por ejemplo desviando del horario de trabajo de las Salas de Pruebas u Operaciones, sin poner en riesgo la seguridad del paciente, podría disminuir la ansiedad del niño.
  • Ser sensible al niño, actuando de acuerdo a la situación y ser flexible en la alteración de las acciones en función de las necesidades del niño son estrategias importantes para reducir la ansiedad antes d ela prueba o preoperatoria y evitar la restricción física de un niño.


Por razones diversas (claustrofobia, ansiedad, edad pediátrica, etc.) que impiden la realización de una exploración correcta, también puede ser conveniente efectuar esta prueba con anestesia y/o sedación, gracias a lo cual podremos conseguir un estudio de calidad diagnóstica adecuada.