Publicidad

domingo, 24 de febrero de 2013

Más del 50% de los equipamientos de alta tecnología se encuentran en el sector hospitalario privado

Según se ha puesto de manifiesto durante el XVIII Congreso Nacional de Hospitales, dentro del taller "Tecnología e innovación en sanidad privada", más del 50% de los equipamientos de alta tecnología se encuentran en el sector hospitalario privado.

Manuel Vilches, director de Operaciones del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), señaló en el evento: "el sector hospitalario tiene la obligación de investigar, innovar y aprender sobre nuevas tecnologías para ofrecer al paciente tecnología de calidad que mejore el diagnóstico y tratamiento del mismo". A modo de ejemplo, "el 60% de las resonancias magnéticas y el 58% de los PET existentes en hospitales de nuestro país están ubicados en centros privado", comentó Manuel Vilches. Durante el taller, igualmente, se destacó que el envejecimiento de la población y el aumento de ciudadanos con problemas crónicos hacen necesario que las instituciones estén preparadas para ofrecer soluciones técnicamente eficientes y económicamente sostenibles, todo ello sin olvidar que el paciente y la calidad del servicio es el punto de partida de todo.

Asimismo, según el estudio BEST, los hospitales privados participan en más del 40% de los ensayos clínicos que se realizan en nuestro país. "En los últimos años se ha aumentado la participación de estos centros en las fases tempranas de investigación; de hecho, un 24% de los ensayos se corresponden con las fases I y II. Además, este mismo estudio señala que las áreas terapéuticas de Oncología, Cardiovascular y Neurociencia suponen casi el 50% de los ensayos con participación de los hospitales privados", explica Manuel Vilches.

Por otra parte, el I Barómetro de la Sanidad Privada, realizado por IDIS, en el que se testaba la opinión de los usuarios de la sanidad privada, mostró que el 91% de los usuarios que tienen seguro privado recomendaría usar la sanidad privada, entre otros aspectos por su alto nivel de servicios y porque dispone de tecnologías innovadoras. El director de operaciones del IDIS al respecto expresó que "la apuesta del sector privado por las nuevas tecnologías, tanto para clínica como para gestión de servicios, es obvia y constituye un motivo más para que sector público y privado estén integrados en un marco de colaboración permanente. Esto redundará en una mejor sostenibilidad del sistema y también en el mantenimiento de una asistencia de calidad para los pacientes".

Algunos avances tecnológicos
Para Miren Bagües, directora de Desarrollo en Saludnova y quien participó por IMQ y Mondragón, "los pacientes crónicos son los que más van a crecer en los próximos años. En el año 2000 sólo suponían el 17% de la población española, pero se estima que para el año 2050 aumentarán hasta un 27%. Por ese motivo, es necesario innovar y ofrecer servicios que puedan hacerles la vida más sencilla". Agregó que, en cierto modo, se puede decir que la telemedicina se ha convertido en una herramienta eficiente para la telemonitorización de los pacientes crónicos. Y, a modo de ejemplo, mencionó distintas plataformas que utiliza el Grupo, entre ellas CarelinePr@ o CarelineH@me. Por su parte, Rubén del Pozo, director de Sistemas de Información de ERESA, explicó que "la interoperabilidad entre las instituciones sanitarias y los proveedores de servicios diagnósticos es un punto fuerte que puede ayudar a ahorrar costes, tiempos o visitas innecesarias". Igualmente, del Pozo aseguró que "el proyecto WIFIS es un buen ejemplo, ya que permite estandarizar procesos y comunicaciones al centralizar el intercambio de la información en un único punto. Así, por ejemplo, mediante esta plataforma se pueden gestionar las solicitudes de derivación y consultas, programar actos médicos o notificar resultados (informes diagnósticos e imágenes médicas) de forma transparente y automatizada entre diferentes instituciones sanitarias o proveedores".

Otras fórmulas de innovación
Por otra parte, en la jornada se analizó la importancia de innovar en los servicios. En línea con ello, Ángel Blanco, director de Organización y Procesos de Capio, indica que "la innovación en servicios no ha ido al mismo ritmo que las nuevas tecnologías. Por eso, es necesario plantearse un nuevo modelo asistencial donde concibamos el hospital más como un concepto que como un edificio, funcionemos en red con especialidades multicentro, con movilidad entre hospitales de los profesionales, de los pacientes y sobre todo de la información. Tenemos que hacer las cosas donde está el paciente, fomentar los servicios no presenciales y anticiparnos en la resolución gestionando diagnósticos, tratamiento y cualquier indicador desde el momento en el que lo tenemos sin que las decisiones asistenciales tengan que esperar por "una cita de revisión". Y añade, "es un reto para nosotros mejorar en el trato, en la personalización y no sólo en el tratamiento, optimizar los procesos -atención en menos de 15 minutos o esperar menos de 15 días para una prueba o una intervención- y buscar la excelencia en cada acto. Si se alinean tres pilares -asistencia, investigación y docencia-, y se utilizan las tecnologías de la información como motor del cambio, "el éxito del modelo está asegurado".

Fuente: Acta Sanitaria