Publicidad

viernes, 8 de agosto de 2014

Protector de bismuto para senos en TC de Tórax


¿Alguna vez has pensado si es posible proteger el tejido glandular mamario en pacientes femeninos sometidas a estudios de TC de Tórax?

Según la información siguiente (clicar en fuente de origen para más información) los Protectores de mama para TC ofrecen una reducción de hasta el 57% de exposición a la radiación durante el estudio de Tomografía Computarizada sin cambios significativos en la calidad de la imagen, incluyendo artefactos y efectos de endurecimiento del haz. El Protector consiste en una pieza fina (1 mm) de bismuto con revestimiento de caucho sintético que se monta firmemente en una base de espuma. Está diseñado para usos múltiples.

Estudio de Investigación Dosimétrica

A primeros de 2011, la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP) aumentó el factor de ponderación tisular del seno 0,05 a 0,1 señalando que el tejido mamario es más sensible de lo que se pensaba a la exposición a la radiación , según Rafel Tappouni MD, autor principal del estudio.

Para poner en perspectiva el riesgo, la distribución de dosis de 1 rad a una mujer 35 años se estima que aumentará su riesgo de cáncer de mama en un 13,6%; y cada examen de TC suma por lo menos dos veces esa cantidad, dijo Tappouni.

El Dr. Tappouni y sus colegas en el Penn State Hershey Medical Center en Hershey, midieron la dosis de radiación desde la parte delantera a la trasera de un fantomas de mama (un objeto que imita el tamaño de la zona del pecho de una persona) usando un protector de mama y el uso una nueva técnica llamada Centrado parcial posterior TC. "Encontramos que Centrado parcial posterior TC hace disminución de entrada de dosis de radiación en la piel   la mama en un 16%, pero aumenta la dosis total de radiación en el pecho en un 8%", dijo el Dr. Tappouni. "El Protector de mama de bismuto reduce la dosis de entrada piel de la mama en un 38% sin aumentar la dosis de radiación en general", dijo.
El Dr. Tappouni señaló que ahora utilizan escudos de mama en sus instalaciones para todos los pacientes de sexo femenino de hasta 90 años de edad que se someten a exámenes de TC de Tórax.
El estudio se presentó durante la reunión de la American Roentgen Ray Society Annual 4 de mayo de 2011 en Chicago.