Publicidad

martes, 23 de octubre de 2012

Diagnóstico revolucionario en 3D y menos radiación para el Cáncer de mama



Un equipo de investigadores europeos ha logrado un valioso avance para diagnosticar el cáncer de mama. Los expertos desarrollaron un método para producir imágenes tridimensionales del pecho femenino usando una dosis de radiación menor que la utilizada en las radiografías de dos dimensiones (mamografías)

El nuevo mecanismo permite la producción de imágenes en tres dimensiones, mediante una tomografía computarizada (TC) con una resolución espacial 2-3 veces mayor que los escáneres convencionales, pero con una dosis de radiación que es aproximadamente 25 veces menor, según publicó la revista científica PNAS.

De acuerdo con la explicación de los investigadores, el hallazgo podría terminar con uno de los mayores obstáculos que limitan el empleo de la TC que se obtenía hasta para visualizar la mama: la elevada radiosensibilidad del tejido glandular mamario

Combinación de 3 tecnologías
Para alcanzar este sistema de imagen combinaron tres elementos -rayos X de alta energía, un método de detección especial llamado "formación de imágenes de contraste de fase", y el uso de un nuevo algoritmo matemático sofisticado (EST)- para reconstruir las imágenes de la TC a partir de los datos de los rayos X.


Los tejidos son más transparentes ante la energía alta de rayos X y, por lo tanto, se puede reducir la dosis de radiación - las imágenes de contraste de fase permiten producir imágenes con mucha menos cantidad de rayos X. Por último, el método EST, originalmente desarrollado por investigadores de la UCLA, en Estados Unidos, necesita 4 veces menos radiación para obtener la misma calidad de imagen.

El equipo aplicó rayos X a un pecho humano en múltiples ángulos diferentes utilizando tomografía de contraste de fase y aplicó el algoritmo EST a 512 imágenes con el fin de producir una resolución más alta, en una dosis de radiación menor que la mamografía. En una evaluación a ciegas, cinco radiólogos independientes clasificaron las imágenes generadas según su nitidez, contraste y calidad.

"Esta nueva técnica puede abrir las puertas al uso clínico de la tomografía computarizada en el diagnóstico del cáncer de mama, lo que sería una poderosa herramienta para luchar contra la enfermedad", afirma el profesor Maximilian Reiser, del Departamento de Radiología de la Universidad de Múnich.


Ha particpado un equipo de físicos, radiólogos y matemáticos de la Instalación Europea de Radiación Sincrotrón ESRF (Francia), de la Universidad Ludwig Maximilians de Munich  (Alemania) y la Universidad de California en Los Angeles-UCLA  (Estados Unidos).

"Después de reducir drásticamente la dosis administrada durante el examen de la mama, el próximo objetivo es el desarrollo de esta técnica para la visualización temprana de otras enfermedades y trabajar en su aplicación clínica", explicó Paola Coan, integrante del equipo de científicos.

Esta nueva tecnología se encuentra en una fase de investigación y estará disponible para los pacientes dentro de algunos años.

Fuentes: Europa Press y La Gaceta.com