Publicidad

martes, 31 de enero de 2012

Vanguardia al servicio de un mejor diagnóstico


La tecnología y su desarrollo imparable están ofreciendo nuevas y mejores armas de estudio a los profesionales. Los diagnósticos se afinan, los exámenes son cada vez más completos y con mayor información diagnóstica e incluso pronóstica, y las indicaciones patológicas se amplían. Todo ello sin olvidar que las pruebas se consiguen en menor tiempo, algunos casos en segundos, y con menos dosis de radiación.

El perfeccionamiento de los modernos equipos radiológicos está no sólo mejorando el diagnóstico patológico sino que, además, va ampliando indicaciones. En el caso de la resonancia 3 teslas, el aumento de la potencia del imán ha permitido llevar a cabo estudios de espectroscopia, de composición tisular y funcionales cerebrales. "Muchos de los estudios que se realizan con resonancia han ganado en resolución. La neuropatología, el estudio de lesiones tumorales prostáticas y mamarias, que se acompaña de un sistema de biopsia guiada, así como procesos localizados en la pelvis, son algunos de los procesos que más se benefician de este sistema. Aunque de mayor complejidad, se intentará ampliar su uso en cardiología, sobre todo en estudios de estrés cardiaco", según ha indicado a DM Ángeles Franco, jefa del Servicio de Radiodiagnóstico de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, cuyo equipo está incorporando notables mejoras radiológicas para alcanzar diagnósticos y evaluaciones más precisas.

Zonas elocuentes 
Además de estas indicaciones, el uso de la resonancia 3 teslas es, según la neurorradióloga Julia Montoya, muy específico en cabeza y cuello y en el estudio del neuroeje. Al ser un imán muy potente, mejora la detección de lesiones de muy pequeño tamaño, pero que pueden producir patología importante, como en el caso de la epilepsia. "Hay lesiones, como los focos epileptógenos, que no se pueden visualizar con otras resonancias y sí con las de este tipo, por lo que se detectan más lesiones".

Asimismo, es muy útil en los estudios prequirúrgicos, ámbito en el que, según Montoya, existe mucha diferencia con los datos que ofrecen otras resonancias. "Cuando se plantea la cirugía de un tumor cerebral, el objetivo es extirpar el mayor volumen tumoral, pero sin dañar o extirpar zonas importantes para las funciones vitales o el movimiento, visuales y el lenguaje. Se realizan así estudios funcionales de activación de áreas elocuentes para intentar preservarlas durante la cirugía, localizando el tumor con el área elocuente más cercana". En exámenes vasculares cerebrales, este sistema de resonancia permite visualizar vasos de menor tamaño.

La TC de doble fuente ofrece estudios vasculares completos del organismo, incluyendo el árbol coronario en un tiempo de dos segundos. Franco ha recalcado el apoyo de la TC de doble fuente o flash en cardiología, ya que, además de mejorar la resolución temporal, permite realizar estudios vasculares completos del organismo (desde los troncos supraaórticos hasta las femorales, incluyendo el árbol coronario), "en un tiempo aproximado de dos segundos y con una dosis de radiación que oscila entre 1,5 y 7 msv, dependiendo del tamaño del paciente.
Coronariografía por tomografía computarizada de doble fuente

No obstante, la experta ha destacado que han conseguido llevar a cabo estudios coronarios únicos con una dosis de solo 0,5 msv, lo que "se convierte en una puerta de entrada al cribado para pacientes de riesgo coronario asintomáticos". Este escenario, además de permitir un abordaje más adecuado del paciente, podría prevenir algunos casos de muerte súbita, primer síntoma de enfermedad coronaria en algunos pacientes, y por último, "controlar mejor la acción de los fármacos".

Otra aplicación novedosa de esta TC se basa en su energía dual, "fenómeno que facilita separar los tejidos. En urología, por ejemplo, se detectan, casi al cien por cien, cálculos de ácido úrico, que son candidatos a terapia farmacológica y no a litotricia. De la misma forma, esta energía valora tendones y ligamentos, así como hacer estudios dinámicos articulares y análisis de perfusión en el ámbito oncológico".


Tomosíntesis mamaria 
La tomosíntesis se perfila como la futura sucesora de la mamografía convencional. Ofrece una especie de pequeños cortes tomográficos. Carmen Estrada, del Servicio de Radiodiagnóstico, ha señalado que la tomosíntesis disminuye la superposición del tejido, lo que ofrece una especie de pequeños cortes tomográficos de la mama. El sistema no radia más que una mamografía convencional. "Es muy útil en mama densa y visualiza muy detalladamente las calcificaciones. Todas las imágenes que pueden pasar desapercibidas por superposición o, al revés, falsas imágenes que son superposición de tejido, desaparecen con este sistema". La ecografía mamaria seguirá siendo complementaria a la mamografía o la tomosíntesis.
La Fundación Jiménez Díaz está poniendo en marcha un novedoso sistema de tomosíntesis, un procedimiento que en el futuro podría desplazar a la mamografía tradicional, que se integrará en una futura Unidad de la Mujer, que mejora los resultados de la mamografía mediante cortes radiológicos muy finos del volumen mamario, lo que limita la superposición de imágenes y el riesgo de que algunas lesiones pasen desapercibidas.
Ver VIDEO de presentación y explicación de Tomosíntesis:


Fuente noticia principal: Diario Medico