Publicidad

jueves, 26 de enero de 2012

Europa aplaza la regulación sobre el uso de la Resonancia por dos años más


El proyecto de reforma de las regulaciones sobre la resonancia magnética en la Unión Europea se ha pospuesto hasta dentro de dos años después de que los funcionarios reconocieron esta semana que no sería capaz de concluir el proceso legislativo de la fecha límite de fin de abril próximo.
Escaner de RM funcional
La Comisión Europea se trasladó este 25 de enero retrasar la medida en que los gobiernos nacionales no avanzan en las negociaciones para eximir a resonancia magnética de las normas de la UE sobre los campos electromagnéticos (CEM).

"Nosotros teníamos un plazo para final de abril de 2012, pero en contra de nuestras mejores expectativas no se pudo llegar a un acuerdo en este tiempo", dijo Armindo Silva, el director de la legislación laboral y social de la Dirección General de la Comisión de Empleo, Asuntos Sociales asuntos, y añade que "no habría habido una inseguridad jurídica el 1 de mayo de 2012 como varios Estados miembros de la UE no lo han incorporado, y que han dejado expuestos a la acción judicial."

Ha sido pues, imposible llegar a un acuerdo en el tiempo en las reglas MRI, según Silva, que subrayó que a pesar del retraso, la comisión se esforzará por garantizar el plan de revisión de la Directiva de 2004 de la UE limitar la exposición de los trabajadores a los CEM, y estar de acuerdo lo más pronto posible por el Consejo de la Unión Europea de Ministros. Silva expresó su consternación por el retraso, que viene a pesar de dos consultas con los usuarios de resonancia magnética y los grupos de pacientes, una evaluación completa del impacto, y un intenso debate en el Consejo desde la comisión propuso formalmente las reformas de junio pasado. Expresó su sorpresa de que varios Estados miembros no comparten la misma opinión de la comisión acerca de la directiva.

Los principales estados miembros de la UE son reticentes a la propuesta, que podría eliminar las restricciones de exposición sobre la tecnología. Ellos han argumentado que cualquier excepción podría socavar los principios del mercado único de la UE. Sin embargo, Silva trató de disipar estas preocupaciones.

Reconstrucción 3D de una resonancia magnética (RM) de Aorta abdominal Superior

"No es una excepción a la Directiva. Es sólo una excepción a los límites de exposición", dijo. "El sector está completamente cubierta por la Directiva. Incluye las estrictas normas de acceso a equipos y un control estricto".

El retraso es una amarga decepción para la Alianza para la RM, una coalición de grupos de pacientes, los científicos y los médicos de campaña para una exención de la tecnología. El grupo advirtió de que cualquier retraso no haría más que prolongar la incertidumbre jurídica.

"Esto ha estado sucediendo desde hace seis años y tenemos que tener reglas claras", dijo el Dr. Gabriel Krestin, PhD, de la Alianza para la RM co-fundador y vicepresidente de la Sociedad Europea de Radiología.

Heinrich von Wulfen, presidente del Comité de Coordinación Europea de la Radiología, electromédicos y Salud Industria de IT (COCIR), dijo que el estancamiento en peligro la misma investigación médica europea y la innovación que las políticas de la UE buscaba promover. "No me puedo imaginar que la UE quiere impulsar la I + D fuera de Europa", dijo.

Steven Pickard, asesor legal de la Asociación de la Enfermedad de Parkinson Europea, dijo que la incertidumbre en curso puso una tecnología en riesgo para salvar vidas. "Las resonancias magnéticas son esenciales y insustituible para el diagnóstico de los tejidos blandos", dijo. "En el cerebro, sólo imágenes de resonancia magnética se puede distinguir entre los coágulos de sangre, hemorragias o tumores".

Aunque los gobiernos nacionales están estancados en el tema, la medida se está abriendo paso a través del Parlamento Europeo, donde el Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria Comisión procedió a votar el 24 de enero para aprobar la excepción. Que se debe a ser votado por el Empleo y Asuntos Sociales en febrero y la sesión plenaria completa en marzo.

La Directiva 2004/40/CE sobre los agentes físicos (campos electromagnéticos) fue aprobado formalmente por la UE en 2004 y fue originalmente diseñado para hacer frente a riesgos para la salud de los trabajadores de la energía eléctrica y las telecomunicaciones. Sin embargo, la preocupación por las posibles consecuencias no deseadas de sus límites de exposición cautelosos significó el plazo de ejecución hasta abril de 2012.