Publicidad

jueves, 22 de noviembre de 2012

La 'hipersensibilidad a los campos magneticos' quiere ser enfermedad

Afectados por la sensibilidad química múltiple (SQM) o la hipersensibilidad a los campos electromagnéticos (EHS, en sus siglas en inglés) se reunirán la próxima semana con representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de que ambas dolencias puedan incluirse en la clasificación internacional de enfermedades de este organismo de Naciones Unidas.
La reunión tendrá lugar el próximo viernes 13 de mayo y estará presidida por la directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, la española María Neira, que recibirá a una representación de organizaciones de 26 países.

En el encuentro se presentará documentación con toda la evidencia científica existente en torno a estos trastornos de origen ambiental, firmada por más de 200 profesionales sanitarios y 240 fundaciones y asociaciones de afectados.

Según alegan, tanto la sensibilidad química múltiple como la electrohipersensibilidad son enfermedades de sensibilización central, producidas por factores ambientales, al igual que la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica, ya incluidas en tal clasificación de la OMS. La OMS define así a los Campos Electromagnéticos en este enlace.

Los efectos que tienen los químicos y las radiaciones electromagnéticas a dosis muy bajas son acumulativos e interaccionan entre sí, hasta el punto de que "han acabado por generar una masa de enfermos crónicos, incapacitados para realizar una vida normal, de entre un 1 y un 5 por ciento de la población".

Según denuncia Francisca Clavero, paciente y una de las promotoras de esta propuesta, "la situación de desprotección sanitaria, social, familiar, judicial y económica que viven es inaceptable desde la perspectiva de la definición de la salud que hace la propia OMS".

A su juicio, el no considerarse enfermedades "impide a estas personas obtener diagnósticos correctos y que sus tratamientos sean cubiertos, al menos en parte, por la administración pública".

Además, según añade, "su reconocimiento oficial propiciaría una mayor investigación en este campo".
En España ya se ha constituido un Comité Nacional para el reconocimiento del síndrome de sensibilidad química múltiple, formado por trece asociaciones de enfermos, mientras que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad está trabajando en un documento de consenso sobre esta dolencia.

Definición
La hipersensibilidad percibida a la exposición a campos eléctricos y magnéticos se describe principalmente mediante síntomas subjetivos (enrojecimiento, hormigueo, quemaduras y sequedad de la piel) así como con fatiga, cansancio, dificultad de concentración, sensación de mareo, nauseas, palpitaciones y alteraciones digestivas. Parece ser que la hipersensibilidad a campos eléctricos y magnéticos es un problema de salud poco claro cuyas causas siguen sin determinarse.
Fuente: GreenFacts, basado en el Electromagnetic fields and public health  de la OMS.


El contexto de los Campos Electromagnéticos (CM) al que aquí me refiero no es únicamente el que se produce en una Sala de Resonancia, en el momento de realización de las pruebas. Pero hay que saber que estos síntomas son habitualmente parecidos a los que los pacientes refieren, si tienen hipersensibilidad a los CM, cuando se han hecho una Resonancia. Esto debe saberlo un Técnico Radiólogo, y decirle al médico que es posible que tenga esa hipersensibilidad. 
¡La información sobre el estado del paciente antes, durante y después de una prueba debe tenerse siempre en cuenta por el Operador del aparato!
Lo destacable de esta noticia, respecto al ejercicio de nuestra profesión, es que la OMS tiene otro 'empuje' para impulsar el estudio de los efectos de los Campos Electromagnéticos sobre el cuerpo humano. 
La Resonancia Magnética Nuclear (RMN) es una prueba diagnóstica avanzada que implica someter a un paciente a un campo magnético intenso y de una radiofrecuencia específica. Es una técnica no invasiva, muy segura y útil, que proporciona un diagnóstico más exacto sobre determinadas patologías, especialmente de índole nerviosa y músculo-esquelética. Está basada en las propiedades magnéticas que poseen los átomos de hidrógeno presentes en las células animales que, por medio de la atracción electromagnética generada en la propia Resonancia, son dirigidos, permitiendo una representación fiel de la morfología tisular.

Fuente noticia: Europa Press