jueves, 19 de mayo de 2011

El Hospital Son Espases incorpora un Tac intraoperatorio

El Hospital Universitario Son Espases ha incorporado un TAC intraoperatorio que supondrá para el paciente una mayor garantía de seguridad, puesto que verifica la realización correcta de las intervenciones de cirugía raquídea y de cráneo.

El consejero de Salud y Consumo de Baleares, Vicenç Thomàs, acompañado por el director general de Son Espases, Luis Carretero, y por los jefes de Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica, Miquel Rubí; de Traumatología Infantil, Ignasi Sanpera, y de Neurocirugía, Javier Ibáñez, asistió a los cursos de formación que el citado hospital, junto con General Electric, organizó para el correcto uso de esta tecnología. Durante tres días, facultativos de dichos Servicios, enfermeros y celadores también participaron en estos cursos de formación.

Innovación tecnológica

Este TAC intraoperatorio, séptimo instalado en España, tiene integrado el modelo más avanzado de navegación del mercado. Una vez adquiridas las imágenes, la navegación es instantánea y no son necesarios los estudios previos como hasta ahora. Durante la intervención, el sistema proporciona a los médicos, en tiempo real, imágenes multidimensionals en 2D y volumétricas en 3D. De este modo, el cirujano puede ver la anatomía del paciente en la posición operatoria, supervisar el estado de la intervención y verificar el resultado quirúrgico con una imagen volumétrica en 3D antes de que el paciente salga de la sala de operaciones.

Mayor seguridad

Esto permite que el paciente intervenido se beneficie de una cirugía menos invasiva, que se recupere mejor, que se minimicen las complicaciones, que la operación sea más corta y que mejore el resultado final con la disminución de las reintervenciones y del tiempo de estancia al hospital. El dispositivo se mueve fácilmente y con un mínimo esfuerzo por la sala de operaciones. Cuenta con una puerta similar al de un TAC, pero se abre y se cierra alrededor del paciente, permite mantener el equipo estéril dentro del campo quirúrgico y es más seguro, puesto que una vez cerrado, el detector de imagen gira en el interior, así se evita que haya partes móviles que puedan golpear al paciente o a los profesionales.
Vicenç Thomàs, Luis Carretero y los responsables quirúrgicos del hospital, junto al nuevo TAC

El nuevo TAC intraoperatorio permite memorizar posiciones de imágenes. De este modo, se ahorra tiempo y se minimiza la radiación al paciente. Así, el especialista puede volver adquirir imágenes en la posición memorizada sólo pulsando un botón. Otros equipos no tienen esta posibilidad y hay que moverlos de forma manual para adquirir las diferentes imágenes y centrarlos respecto al paciente.

Premios Bitacoras 2014

Premios Bitacoras 2014
Clica para Votar este Blog