Publicidad

jueves, 6 de enero de 2011

Claves del desarrollo e innovación de la Imagenología Mundial

Del 96 Congreso de la Sociedad Norteamericana de Radiología (RSNA, por sus siglas en inglés), celebrado a primeros de diciembre de 2010 en Chicago, se desprenden numerosas consecuencias y se abren expectativas en formato soluciones para el futuro de la Imagenología mundial. Tres puntos centran este análisis: 
  1. Fusión de Imágenes, centrado entre RM y Spect TC
  2. Reducción de Dosis, sobre todo en técnicas de TC para promover cribados
  3. Tendencia a la eficiencia y seguridad con la innovación y desarrollo de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación)

El futuro (y el presente) de la imagen médica se encuentra en la fusión

La multiplicación de las técnicas de imagen, que en su momento mejoraron la radiología convencional, han tocado techo. Los ultrasonidos, las tomografías y las RM parecen ser todo lo que había por descubrir para observar el interior del cuerpo humano de forma incruenta. Ahora, más allá de multiplicar el número de cortes y sumar teslas, ¿qué falta?

La respuesta a cuál es el futuro de la imagen médica, según lo expuesto en el 96 Congreso de la Sociedad Norteamericana de Radiología (RSNA, por sus siglas en inglés), celebrado en Chicago, es la fusión. Las nuevas técnicas de imagen son el resultado de la suma de las existentes.
Tal es el caso de la combinación de imagen anatómica y metabólica, como la Spect-TC (tomografía computarizada por emisión de fotones individuales y tomografía computarizada).
Frente a estas técnicas, ya prácticamente consolidadas, el congreso de la RSNA ha sido el escenario de la presentación del primer modelo comercial de una fusión de tecnologías que solucionará gran parte de los problemas de las anteriores combinaciones. Se trata de agrupar imagen morfológica y bioquímica, es decir, resonancia magnética (RM) de 3 teslas y PET, y el modelo presentado, que empezará a comercializarse en 2011, es el Biograph mMR de Siemens



Menos radiación con la misma calidad es el reto en las técnicas de imagen

El riesgo que supone la radiación de, por ejemplo, una tomografía computarizada, no debería superar nunca a sus beneficios diagnósticos. Para ello, es preciso ajustar la dosis sin perjuicio de la calidad de imagen, algo que puede conseguirse fijándose en el que mejor lo hace gracias a un proceso de benchmarking y a la edición de guías.

Reducir la dosis de radiación que recibe el paciente en diversas pruebas diagnósticas es una de las tendencias más importantes en radiología. Por ello, muchos fabricantes se han puesto manos a la obra y buscan tanto ajustar al máximo la cantidad de radiación necesaria para obtener una buena calidad de imagen como elaborar guías que ayuden a los profesionales a reducir la dosis, según se puso de manifiesto en el 96 Congreso RSNA.
Ese es el objetivo de la Alianza para la Reducción de la Radiación de Siemens (Sierra, en sus siglas en inglés), que cuenta con un grupo de expertos para fomentar la disminución de la dosis en tomografía computarizada (TC). La compañía ha editado también una guía práctica de baja dosis y ha creado Fast Care, plataforma informática que ajusta la radiación en las TC. Según Marilyn Siegel, profesora del Mallinckrodt Institute of Radiology, de la Universidad Washington, en Saint Louis (Missouri), "necesitamos estándares de referencia sobre cuál es la dosis óptima que nos permitan realizar un benchmark entre centros".
Comparte esta opinión Dushyant Sahani, director de TC del Hospital General de Massachusetts, en Boston. A su juicio, "no hay dosis totalmente segura, pero compararse con los demás es un primer paso para mejorar". La solución no es sencilla y "no habrá una tecnología que venga a quitarnos el problema", pero existen herramientas sencillas que permiten "ajustar la dosis de forma que las pruebas sean lo más seguras posible sin perder calidad diagnóstica".
En este sentido, Didier Deltort, director general de TC y Procesamiento Avanzado de GE Healthcare para la zona EMEA, ha señalado que la nueva generación de TC de la compañía "ya analiza a 12.000 pacientes diarios en todo el mundo con las más bajas dosis de radiación del mercado". Además, el nuevo programa Veo, desarrollado en colaboración con IBM e Intel, reducirá la dosis aún un 50 por ciento más. "La mayoría de las pruebas implicarán exposiciones menores a 1 milisievert (mSv), lo que significa que potencialmente estas TC podrían acabar reemplazando a los rayos X".

Bajar la dosis por debajo de 1 mSv "la hace comparable a un aparato de rayos X, con la ventaja de que se puede ver mucho más". Por ello, ha coincidido en que esta tecnología podría sustituir a los rayos X en el futuro, "aunque sigue existiendo un problema de costes para que eso ocurra".


Mejorar las TIC resulta prioritario para una radiología más eficiente y segura

La calidad, seguridad y eficiencia de los equipos de radiología no depende sólo de teslas, cortes y milisieverts. Cada vez más, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) están presentes en los hospitales y resultan fundamentales en servicios tan dependientes de la tecnología como los de diagnóstico por imagen.
En el Congreso RSNA, multitud de proveedores han presentado soluciones tecnológicas enfocadas a mejorar la gestión de las TIC. Tal es el caso de Carestream Health, que ha creado un servicio web que permite a los usuarios autorizados del sistema remoto de archivo  de imagen de la compañía acceder a la información on-line, convirtiendo "el servidor que se utiliza en los centros como archivo de seguridad en una herramienta que los radiólogos pueden utilizar para informar imágenes y consultar pruebas contando sólo con una conexión a internet", según ha explicado Patrick Koch, director de eHealth Managed Services de Carestream Health.


A su vez, GE Healthcare ha lanzado una plataforma de intercambio de imágenes on-line basada en estándares que pretende reducir los costes y la ineficiencia provocados por el uso aún frecuente de CD y película para la transmisión de imagen.
También con soporte web trabaja TeleStroke, un sistema creado por Medweb que aporta un servidor seguro para videoconferencia y transmisión de vídeo y datos en programas de teleictus, gestionando y evaluando imágenes radiológicas, resultados de laboratorio, historia clínica electrónica y cuestionarios de evaluación de la gravedad del accidente cerebrovascular.
Por su parte, Vidar Systems Corporation ha lanzado un nuevo software de adquisición de imágenes Dicom para radiología general y mamografía que permite el escaneo de imágenes en papel e incluye mejoras en el módulo de exportación e importación de datos a CD.
La tecnología wireless también ha tenido presencia en el último RSNA. Por ejemplo, allí se ha presentado el nuevo sistema sensor digital radiográfico inalámbrico de Canon, el CXDI-70C, que pesa menos de tres kilogramos y contiene un área estándar para imágenes de 36x43 centímetros y una capacidad inalámbrica para transferencias. Es duradero, fácil de manejar y tiene las mismas dimensiones de un casete ISO 4090 estándar de película. Proporciona imágenes de alta resolución y de resolución espacial mejorada.
Control táctil
La compañía Wacom ha estado fabricando tabletas  para ingresar información para varias aplicaciones, mucho antes de que comenzara la generación táctil. Durante el congreso ha presentado varios de sus productos, incluyendo la pluma DTU-2231, que optimiza la precisión y la productividad para la planificación del procedimiento y del tratamiento. El sistema permite a radiólogos y otros profesionales médicos dibujar directamente sobre las imágenes, definiendo volúmenes, realzando los puntos de interés y haciendo comentarios por escrito. La pluma interactiva integra fácilmente muchas de las funciones que ofrecen las industrias de soluciones de software.
También en el mundo táctil, aunque esta vez no portátil, Sectra ha presentado su mesa de visualización, que consiste de una pantalla médica multi-táctil de 46 pulgadas, con resolución HD integrada a la estructura de una mesa, parecida a la tecnología de la superficie de Microsoft pero con propósitos estrictamente médicos. La mesa puede posicionarse vertical y horizontalmente y la interfaz se controla con gestos manuales.

 Fuente: Diario Médico y Empresas de Tecnología Sanitaria