Publicidad

domingo, 30 de septiembre de 2012

Un caso de exceso de radiación pediátrica

En enero de 2008, el niño fue llevado a la sala de urgencias en el hospital, ubicado en un pequeño pueblo 290 millas al norte de San Francisco, después de caer de la cama y tenía dificultad para mover la cabeza.
El médico de Urgencias ordenó radiografías y tomografías computarizadas para comprobar los daños en la columna cervical del niño. El niño fue llevado a la sala de exploración, donde Técnico Radiólogo Raven Knickerbocker realizó TC en los niveles C-columna C1 a C4 en la misma sección de los senos midmaxillary, midclivus, y la fosa posterior. Durante los siguientes 68 minutos, el niño estuvo expuesto a 151 exploraciones.
A las pocas horas, Roth había desarrollado un anillo rojo brillante alrededor de la cabeza de la sobredosis de radiación masiva. La fotografía muestra el rostro del muchacho una clara línea que se extiende desde la cresta infraorbitaria hacia atrás a través de la oreja y la nuca del cuello, una línea similar se extiende desde el reborde infraorbitario a través del oído en el lado derecho.
Knickerbocker fue despedido por el hospital y su licencia fue suspendida después de las audiencias por el Departamento de Salud Pública de California (CDPH), aunque está apelando la suspensión.
En los comentarios off the record durante las audiencias, un funcionario del Estado lo llamó el peor de los casos de sobredosis de radiación de un niño en los EE.UU.
Knickerbocker dijo que sólo activó el sistema de CT scan botón "dos a cuatro veces", según Stockett, en un interrogatorio de diciembre pasado, preparando el juicio civil en una demanda presentada por los padres del muchacho. La demanda alegó negligencia médica acusando al Técnico Radiólogo Knickerbocker y al hospital.
Knickerbocker testificó durante la declaración que realizó dos exploraciones de scouts y luego trató de iniciar el examen, pero la máquina hizo un giro y se detuvo y mostró un código de error, dijo su abogado californiano Stockett, afirmando que el procedimiento de exploración sólo duró unos 20 minutos.

El Dr. Fred Mettler, un especialista en lesiones de radiación en el departamento de radiología de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, estima que el niño recibió estas dosis de radiación: 5,3 Gy al cerebro y las glándulas salivales, el 7,3 Gy a la piel, y 1,54 Gy a las lentes de ambos ojos, de acuerdo con Stockett. El niño probablemente va a desarrollar cataratas en tres a ocho años, según la conclusión de Mettler.
Aunque la exposición excesiva de radiación puede conducir a un mayor riesgo de cáncer, Stockett señaló que no hay mucha información sobre los efectos de la radiación cuando se administra a una pequeña área del cuerpo. Los sobrevivientes de la bomba atómica de Hiroshima o el accidente nuclear de Chernobyl recibieron exposición en todo el cuerpo, según el alegato de Stockett. Así que es difícil extrapolar la sobreexposición de TC sobre una franja de 3 cm en la cabeza del niño Jacoby Roth - a los estudios hechos sobre otros sobrevivientes de la sobredosis de radiación, porque es difícil trazar una dolencia que pueda desarrollar en el futuro volver a una sobreexposición a la radiación, según Stockett porque: "La ley no ha evolucionado para entender la lesión por radiación", apunta.
El efecto más probable en el niño va a ser la formación de cataratas, y en otras parte del cuerpo que estuvieron expuestas - las glándulas salivales, el cerebro y los ojos - también podrían verse afectadas en el futuro.