Publicidad

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Se hacen excesivas series de tomografías computarizadas, según la RSNA

Una significativa cantidad de pacientes que se someten a una tomografía computarizada abdominal o pélvica se ve afectada por más tomas de las necesarias, lo que provoca una exposición excesiva a la radiación.


Los autores de este trabajo, que se ha presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA), celebrada en Chicago, señalan que la base de la que parte la radiología, minimizar la exposición del paciente a la radiación ionizante, no se cumple en ocasiones.

Kristie Guite, de la Universidad de Wisconsin, en Madison (Estados Unidos), cree que "aunque someter al paciente a numerosas series puede ser beneficioso en algunos casos, esta alternativa no se debe tomar como una costumbre".

Justo tras el contraste
Un análisis de 500 pacientes, la mayoría entre los 30 y los 50 años, reveló que se habían sometido a 978 series. El 35 por ciento de las tomografías computarizadas, en el 52 por ciento de los pacientes, se calificaron como innecesarias. El examen más prescindible, según los autores, lo representan las tomografías realizadas justo después de la introducción del contraste.
Sobre estos datos, los investigadores denuncian "una falta de control sobre los protocolos establecidos en cada institución para responder a las necesidades clínicas".

En este sentido, mi posición es que los TSID deben, y ahora me expreso en términos de responsabilidad y ética profesional, 'meterse' de lleno en las consolas de los TC, y saber cómo modificar sus parámetros, y saber cómo sugerir, y hacerlo cuando sea posible, la reducción de radiación según las hélices proyectadas en un estudio radiológico.
Esta es una forma de demostrar el cambio: La toma de decisiones