Publicidad

miércoles, 16 de diciembre de 2009

La Resonancia de mama, sumada a la mamografía, aumenta la detección del cáncer en fase temprana

-->
La resonancia magnética, asociada con mamografía, detecta la mayoría de cánceres de mama en fases tempranas, reduciendo la incidencia de tumores en estadios avanzados en mujeres en alto riesgo.

-->
Con esta conclusión, que se ha presentado en la Reunión de la Asociación Americana para el Estudio del Cáncer, celebrada en San Antonio, investigadores del Centro Científico Sunnybrook Health, de Toronto, en Canadá, confirman la fiabilidad de este método de imagen.
Los autores, entre los que se encuentra Ellen Warner, han estudiado a 1.275 mujeres con riesgo elevado de padecer cáncer de mama, y las han dividido en dos grupos. Uno se sometió a resonancia magnética más mamografía, y el segundo, como grupo control, sólo a mamografía. Las participantes tenían la mutación genética defectiva en BRCA1 ó BRCA2.
Fases tempranas
Se diagnosticaron 41 casos de cáncer de mama en el grupo de la resonancia magnética, en comparación con 76 diagnósticos en el grup0 control. En el grupo terapéutico se observó una detección significativamente más reducida de casos avanzados. También aparecieron estadísticamente más casos de fases tempranas de la enfermedad.
Además, los autores han destacado en la presentación del trabajo que el tamaño del tumor también era menor en el grupo diagnosticado con resonancia magnética. El tamaño medio de los tumores invasivos en el grupo terapéutico era de 0,9 centímetros, en comparación con los 1,8 centímetros en el grupo control. El 3 por ciento de los tumores en el grupo de resonancia magnética eran dos centímetros mayores en diámetro, de media, en comparación con las pacientes que sólo se habían sometido a la mamografía.
Warner concluye que estos resultados ayudarán a convencer tanto a profesionales como a pacientes de la necesidad del cribado con resonancias magnéticas y mamografías anuales, como alternativa a la cirugía de resección.
Fuente: Diario Médico