Publicidad

miércoles, 3 de junio de 2009

Una Resonancia en un Quirófano. ¿Cómo?

El avance tecnológico es una constante. Los TSID lo sabemos y somos - y la mayoría de nosotros avanza en este sentido - testigos de que la Innovación, en el campo del Diagnóstico y Tratamiento por la Imagen está inmersa en un cauce de descubrimientos como nunca antes la humanidad asumía. Y, además, en esta ocasión, nos adentramos en el Intervencionismo, un capítulo en el que la Radiología parece que podría incluso independizarse del Diagnóstico y el Tratamiento. Este es el primer ejemplo en España, adaptado a un equipo de Neurocirugía cerebral.


El artículo, un reportaje, lo ví hace unos días en la edición digital de El Mundo, en este enlace.
Según la redacción de la periodista Ángeles López, "se trata de la primera resonancia intraoperatoria instalada en un hospital español que permitirá la extirpación de tumores cerebrales de una forma mucho más precisa que con las técnicas tradicionales".
La combinación entre el empleo de una RM y un equipo Intervencionista ha condicionado que un quirófano pase a convertirse en un cubo metálico y cerrado. Espectacular, ¿verdad?. Y... ¿Cómo?, es la pregunta que nos podemos hacer casi todos, o al menos los que menos asociados estamos con la RM.
Empezando por una reforma de la zona quirúrgica, se tuvo que hacer un quirófano completamente nuevo: instalar tuberías especiales, tomas eléctricas protegidas, apantallamiento de la habitación, etc.
Después, como todos sabemos, los imanes que incorporan los equipos de Resonancia producen un campo magnético que requiere la colocación de un equipo de anestesia y monitor compatible con él, además de otros requerimientos compatibles con el campo magnético.
Finalmente, la estructura funcional consiste en que la Resonancia emerge desde abajo - elevación vertical por los lados de la mesa quirúrgica - y se coloca a los lados de la cabeza del paciente en la intervención. De esta manera el especialista Neurocirujano puede hacer prácticamente una Intervención guiada mediante un sistema de navegación mientras que desde la consola de la RM se extraen las imágenes pertinentes en tiempo paralelo.
El coste es muy elevado, pero parece que el éxito es muy elevado tanto en el objetivo de la Intervención como en evitar riesgos de una intervención tan delicada.