Publicidad

jueves, 10 de octubre de 2013

Desarrollan un sistema para identificar vinos mediante Resonancia Magnética


La investigadora riojana Eva López Rituerto ha desarrollado un método que, mediante la utilización de resonancia magnética, le ha permitido distinguir el vino elaborado en bodegas de la DOCa Rioja, a través de dos alcoholes, en función de las parcelas en las que se ha criado la vid del que procede.

¿Recuerdas la información publicada aquí titulada Apuesta por la imagen de Resonancia Magnética para comprobar la calidad de los alimentos?

Volvemos a encontrar otra actualidad informativa sobre la Aplicación de la Resonancia Magnética en  el análisis de calidad y estructura de los alimentos:
La información publicada en vinetur.com (portal especializado en enologia y viticultura) dice que la Doctora en Químicas por la Universidad de La Rioja, López Rituerto ha conseguido con esta investigación el Premio a la mejor tesis doctoral que otorga el Grupo Especializado de Resonancia Magnética Nuclear de España (GERMN). Donde, por cierto, no es imposible pensar que en su Bolsa de Empleo precisen Técnicos en Resonancia; evidentemente con un marcado perfil investigador y dominio del aparato.

Esta investigadora ha estudiado un centenar de muestras de mostos y vinos elaborados con la variedad tempranillo por nueve bodegas cooperativas de la Denominación de Origen Calificada Rioja, con el objetivo de garantizar que las muestras proceden de las mismas parcelas.

La técnica de resonancia magnética nuclear (RMN) permite analizar en paralelo todas estas muestras, observar las diferencias entre una muestra de vino y otra, y determinar cuál es el patrón más diferente y semejante entre ellas, en función de la bodega de origen.

En este sentido, Eva López Rituerto ha localizado dos alcoholes -el isopentanol y el isobutanol, dos de los más de sesenta que conforman un vino- como bioindicadores que permiten discriminar y diferenciar los vinos de bodegas de la DOCa Rioja elaborados en parcelas cercanas e, incluso, conlindantes.

El GERMN, que le ha concedido el Premio, dotado con mil euros, pertenece a la Real Sociedad Española de Química y está formado, actualmente, por 209 miembros de los principales centros de investigación de España.

Su finalidad es promover y potenciar el desarrollo de la investigación y de la enseñanza en cualquier área de la Resonancia Magnética Nuclear.