Publicidad

miércoles, 15 de mayo de 2013

Los Técnicos no hacemos habitualmente Trabajos Científicos.

Hace tiempo que no oculto el análisis sobre la denominación de 'científico' al carácter de la infinita mayoría de los Trabajos (Comunicaciones, Poster ... ) que los Técnicos presentamos para su valoración y publicación. La gran mayoría son descriptivos sin entrar en la 'reflexión' sobre nuestras posibilidades en el Método Tecnológico. Recuerdo en mis manos el número 69 de Tecnología Radiológica - revista editada por la AETR - y una conversación con Mar Sáiz, directora de esta revista, con quien estuve compartiendo la idea de que la Técnica está muy debajo de la Ciencia.

En este sentido, voy a ahondar en este asunto con ejemplos clarificadores. Entiendo que no podemos emplear el término Científico en uno de nuestros Trabajos si no hay Investigación ni Aportación extra a un Procedimiento, o Estudio analítico propio sobre un conjunto de pruebas.
La Técnica está debajo de la Ciencia. ¿Por qué? Porque aunque no pongo en demérito la aplicación de la Técnica, la inventiva 'científica' tiene que aprenderse y debe demostrarse una innovación sobre planos concretos de la teoría. La Técnica es una serie de métodos o claves procedimentales sobre una acción cuyo origen demuestra un fin.

Por ejemplo: El Acto Médico tiene tres fases (perdón por generalizar, pero es necesario para entender y no extender demasiado): Evaluación (basado en el discernimiento sobre elementos, señales y evidencias patogénicas), Comprobación (Pruebas Diagnósticas y clínicas) y su pauta posterior de terapia de curación (también basada en la técnica Enfermera o método farmacológico y/o Físico terapéutico). Salvo que el caso de un paciente requiera una Sesión Clínica de interconsulta entre Especialistas, la gran mayoría de decisiones médicas (Acto Médico) están basadas en Recomendaciones o Guias.

En el caso de Enfermería, y de los Técnicos, también hay un 'modus operandi' basado en Protocolos.

Sin embargo, en la formación Universitaria es cuando se debe convocar y evaluar al estudiante a la reflexión sobre la innovación técnico científica. Ese es el reto.