Publicidad

lunes, 6 de mayo de 2013

Nuevas fórmulas de contratación y retribución al Profesional Sanitario en España


Que la crisis del Sistema Sanitario es una evidencia, y que los reajustes no han hecho más que empezar también son una evidencia de que la relación Empresa - Profesional va a cambiar su modelo en España.

Todos sabemos que el vínculo contractual de un Profesional enmarcado en un Sistema Sanitario Público está sujeto a menos exigencias y más garantías que el Profesional contratado en una Empresa Privada. Además en el entorno privado, la retribución está menos sujeta a los acuerdos sindicales, y existen condicionantes de la contratación o la renovación contractual que en el Sistema Público no se afectan: la entrevista personal y el Desarrollo Profesional - la amplitud y mejora de competencias - influyen mucho y decisívamente.

Si nos ceñimos al análisis del Técnico Radiólogo, os aseguro que están aumentando los que en modo empresarial Autónomo prestan sus servicios profesionales, o bien en modo contrato temporal o por servicios en un conjunto de Tareas, que se abonan con cuantificación previa, y no tiene por qué haber relación laboral continua.

Situación en la Comunidad de Madrid
La crisis de relación institucional con un gran número de profesionales con la Consejería de Sanidad en la Comunidad de Madrid se originó por la Privatización y Externalización de ciertos Servicios o Unidades y de Centros de Trabajo. Esto afecta a muchos empleados discontinuos o interinos, cuyas plazas públicas desaparecerán y tendrán que optar a la contratación privada. Ese es el meollo central de todo el asunto, con otros matices de índole político y cobertura asistencial, que no dejan de ser graves.
No obstante, estas decisiones se basan siempre en la 'optimización' de recursos humanos e insumos materiales. La crisis obliga, y los ajustes lo están tocando todo.

Y es que en el fondo todos somos responsables en el despilfarro y la gestión producida en el Sistema Sanitario Público: Los Gerentes y los Políticos al comprar aparatos que ahora no pagan pero prometieron poniéndose medallas públicas. Los profesionales no acompañaron al no evitar mejores rendimientos (ojo que esto es un análisis general, que nadie se sienta aludido). Los Gestores de Recursos Humanos han mirado a otro lado cuando han permitido u ocultado horarios incompletos de trabajo... Desfase incoherente del balance de compras...

Propuesta en la Comunidad Valenciana
En enero de 2013, desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana (fuente: Redacción Médica), nos encuentramos con otra Propuesta de Relación Contractual en un Sistema Sanitario Público: el consejero de Sanidad, Manuel Llombart anunciaba que "los profesionales del sistema público sanitario de la Comunidad Valenciana que cumplan con los 48 indicadores que ha marcado la Consejería para contribuir a garantizar la sostenibilidad del sistema podrían llegar a percibir una cantidad retributiva extra que representaría hasta un 10 por ciento del salario anual establecido para su categoría profesional". "El que más se comprometa más ganará" de modo que estos indicadores "van a ser un instrumento de gestión y de motivación". "Hay que trabajar de la mano de los profesionales para que nuestro excelente sistema de Sanidad sea sostenible"

¿Qué significa esta declaración de intenciones?
Que no es imposible que, de forma mensual, se evaluaría a todos los Profesionales mediante el cumplimiento de Indicadores agrupados en tres categorías: la de Calidad, la Asistencial, y la de Gestión.

En realidad, se trata de un empuje inédito en la Contratación pública: tras la rebaja del sueldo, se puede recuperar capacidad adquisitiva si se aumentan rendimientos en la Gestión (recursos humanos, económicos y los tiempos de atención), se cumplen protocolos Asistenciales instaurados ( mejorar la atención que reciben los ciudadanos, evitando reingresos hospitalarios por complicaciones y mejorando los autocuidados del paciente) y se mejora la Calidad de atención.
Por ejemplo, en esos indicadores:
- se evaluará el cumplimiento del plazo máximo de 8 semanas transcurridas hasta el inicio del tratamiento tras la sospecha de cáncer de mama tras el cribado mamográfico.

Y, haciendo un paréntesis, añado: hay un Sistema que ha demostrado que una relación estrecha entre la unidad administrativa del Sistema de Detección Precoz de cancer de mama y el propio equipo de Radiología ha mejorado la tasa de respuesta de citación de las pacientes. Éxito que se ha logrado incluyendo a Técnicos Radiólogos como asesores para la información en la llamada telefónica, que se ha repetido hasta 24 horas de la cita.

Todo está cambiando. 
El reajuste por la crisis está llamando a nuevos modelos. Incluso habrá en el futuro Servicios con Técnicos Radiólogos contratados por Empleo Público y por contratación privada, porque el sistema de funcionariado también va a cambiar, ya que las Administraciones saben que es difícil incrementar mayor optimización con sus actuales Trabajadores.

Y este anuncio hecho en la Comunidad Valenciana - gobernada por el Partido Popular - no me queda más remedio que esperarlo en otras Comunidades Autónomas de igual gobierno. Sabemos que las probaturas se hacen en un sitio, y si salen bien, se implantarán en otros sitios. Capicci?