Publicidad

jueves, 11 de octubre de 2012

El H Perpetuo Socorro de Alicante renueva su área de diagnóstico por Imagen

Optima CT660 de GE Healthcare

El Hospital Perpetuo Socorro de Alicante ha invertido 700.000 euros en una remodelación integral del área de diagnóstico por imagen; esta reestructuración ha supuesto la unificación del servicio en una misma planta, la modificación de los accesos, salas de espera, admisión, controles y vestuarios, además de la instalación de nuevo equipamiento para la completa digitalización del diagnóstico por imagen.
En este proyecto de modernización del servicio, que ya cuenta con un equipo de resonancia magnética, mamografía, telemando, ortopantomografía, densitometría, ecografía y radiología convencional, destaca la incorporación de un TAC de última generación: Optima CT660 de GE Healthcare, cuya característica diferencial es su baja dosis de radiación al realizar las pruebas diagnósticas, hasta un 40% inferior a otros equipos convencionales, especialmente indicado para pacientes pediátricos.

El equipo ha sido especialmente diseñado para explorar el corazón en cinco latidos, por lo que se convierte en un dispositivo de gran utilidad en el diagnóstico de patologías cardiovasculares. No obstante, también se empleará en una gran variedad de procedimientos como: angiografías, escáneres cerebrales, de tórax, abdomen u ortopédicos, entre otros.

Nuevo TAC de 128 cortes
Este TAC de 128 cortes incorpora una tecnología integrada denominada ASIR que permitirá al equipo médico ofrecer a los pacientes del centro un diagnóstico personalizado, según las diferentes patologías a estudiar. El equipo obtiene imágenes de alta calidad, con rapidez y facilitando a los facultativos la obtención de un diagnóstico preciso.

Además, se puede adaptar la dosis de radiación a la particularidad de cada enfermo, reduciéndola hasta en un 40% respecto a otros dispositivos similares, sin que se vea afectada la calidad de la imagen. Por sus características técnicas, también permite realizar exploraciones más amplias en unos segundos, incluso con pacientes poco cooperativos, como personas mayores afectadas por alguna enfermedad neurológica o niños pequeños. Su rapidez en la toma de imágenes y su amplio radio de cobertura también lo habilita como una herramienta de gran utilidad para el servicio de urgencias del Hospital.

El Optima CT660 contribuye además a la protección del medio ambiente. Frente a otros dispositivos anteriores, GE Healthcare ya ha contemplado en el diseño del equipo su proceso de renovación y de reciclado al final de su vida útil. Además, los avances electrónicos que incorpora el equipo permiten reducir el consumo de energía en un 60%.

Fuente: Acta Sanitaria