Publicidad

miércoles, 19 de septiembre de 2012

La Tomosíntesis es más efectiva para diagnóstico de osteoartritis de rodilla




Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM, por sus siglas en inglés) revela que la tomosíntesis ofrece imágenes mucho más detalladas y permite mejorar la evaluación de la osteoartritis de rodilla frente a los rayos X.

Los resultados de la investigación publicada en la revista Radiology, y llevada a cabo entre 40 pacientes que presentaban dolor de rodillas o se les había diagnosticado osteoartritis, demuestran que la tomosíntesis detecta más osteofitos (espolones óseos anormales) y más quistes subcondrales (pequeños grupos de fluidos que se encuentran en el hueso) en la articulación de la rodilla en comparación con los datos que aportó la imagen por rayos X. Concretamente, la sensibilidad de detección de los osteofitos aumentó entre un 5 y un 29% con la tomosíntesis, mientras que la de los quistes subcondrales mejoró entre un 11 y un 50%.

Aunque la imagen por rayos X es la técnica más utilizada en el diagnóstico de la osteoartritis, estudios recientes han mostrado que sus resultados son mucho menos precisos que los que se consiguen con la técnica de imagen por resonancia magnética (IMR). Sin embargo, IMR es mucho más cara y no se puede usar en la práctica diaria, mientras que la tomografía computerizada (TC) también aporta detalladas imágenes de la articulación, pero expone a los pacientes a una dosis más elevada de radiación que los rayos X.

Por su parte, la tomosíntesis utiliza un haz de rayos X para tomar imágenes tomográficas, es decir, imágenes por piezas similares a las que ofrece el escáner con TC, en unos segundos e incluso con el paciente de pie, de forma que ese sistema aporta una visualización más óptima que los rayos X y la exposición a la radiación no varía, siendo mucho menor que con la TC.

Un estudio reciente reveló que la tomosíntesis puede ser más útil para diagnosticar la osteoartritis de rodilla que los rayos-x. En el estudio, la tomosíntesis identificó más osteofitos (espolones óseos anormales) y quistes subcondrales (pequeña colección de líquido dentro del hueso) en la articulación de rodilla, que los rayos-x tradicionales.

Daichi Hayashi, MD, PhD, instructor de investigación del Centro de Imagenología Cuantitativa en el departamento de radiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM; MA, EUA), fue el autor principal del estudio, publicado en línea, el 25 de Marzo de 2012 en la revista Radiology. La investigación fue liderada por Ali Guermazi, MD, PhD, profesor de radiología de BUSM y director de radiología músculo- esquelética del Centro Médico Boston.

La osteoartritis, la forma más común de artritis, se caracteriza por una degeneración del cartílago y el hueso subyacente y otros tejidos blandos en las articulaciones, produciendo dolor y rigidez. Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, la osteoartritis es la principal causa de discapacidad en los Estados Unidos, afectando aproximadamente a 26,9 millones de americanos.

La osteoartritis puede ser diagnosticada clínicamente, por los síntomas y los exámenes físicos, o tomando y evaluando imágenes. Mientras que los rayos-x han sido usados típicamente para diagnosticar la enfermedad, una investigación reciente ha demostrado, que es menos exacta que la resonancia magnética (RM). Sin embargo, mientras que la RM suministra imágenes de alta calidad, es mucho más costosa que los rayos-x y no puede ser usada de manera regular en la práctica clínica diaria. La tomografía computarizada (TC) es otra modalidad de imagenología que puede suministrar imágenes detalladas de la articulación, pero expone a los pacientes a dosis más altas de radiación que los rayos-x. “A pesar de la limitación conocida de los rayos-x, son ampliamente usados para diagnosticar la osteartritis de rodilla, tanto en la práctica clínica diaria como para estudios de investigación clínica”, agregó el Dr. Hayashi.

Debido a las limitaciones, el Dr. Hayashi y los colegas exploraron la tomosíntesis para visualizar la articulación de rodilla y determinar su exactitud para detectar los signos de la osteoartritis en la rodilla. La tomosíntesis utiliza un rayo de rayos-x para tomar imágenes tomográficas (en cortes similares a aquellos de TCs), que permitan mejor visualización que una sola imagen de rayos-x. La exposición a la radiación de la tomosíntesis es similar a la de los rayos-x tradicionales y mucho menor que en la TC. Además, toma segundos obtener imágenes usando tomosíntesis y puede ser realizada mientras una persona está de pie.

Los investigadores examinaron 40 participantes (80 rodillas), todos de más de 40 años, que fueron reclutados independientemente del dolor de rodilla o un diagnóstico de rayos-x de osteoartritis. Las rodillas fueron visualizadas usando rayos-x, tomosíntesis y RM. La presencia de osteofitos y quistes subcondrales fue registrada, y el dolor de rodilla fue evaluado para cada participante con base en un cuestionario.

Los hallazgos del estudio demostraron que la tomosíntesis, en comparación con los rayos-x, mejora la detección de osteofitos en la articulación de la rodilla en pacientes con o sin osteoartritis. La sensibilidad para detectar osteofitos aumentó de cinco a 29% con tomosíntesis en comparación con los rayos-x. La sensibilidad para la detección de los quistes subcondrales en la articulación de la rodilla aumentó de 11%-50% con la tomosíntesis en comparación con los rayos-x. El estudio también concluyó que los individuos con osteofitos detectados por tomosíntesis y los quistes eran más aptos para sentir dolor que aquellos sin las lesiones.

“Este estudio muestra que las imágenes obtenidas por medio de tomosíntesis son significativamente mejores que aquellas de rayos-x y pueden potencialmente ser una mejor herramienta diagnóstica para la osteoartritis de rodilla en pacientes con dolor de rodilla”, concluyó el Dr. Hayashi. “Aunque la tomosíntesis no ha sido usada ampliamente en imagenología de los huesos y las articulaciones hasta la fecha, los resultados de nuestro estudio muestran que usar tomosíntesis para detectar osteoartritis de rodilla puede ser efectivo”.

Fuente: Medimaging