Publicidad

lunes, 29 de agosto de 2011

La Comunidad de Madrid consolida su liderazgo en España en equipamiento tecnológico sanitario


  • La sanidad pública madrileña cuenta con la mayor y más moderna dotación tecnológica diagnóstica y asistencial 
  • En los últimos 7 años se han invertido más de 170 millones en modernización y ampliación de equipos
La sanidad pública madrileña cuenta con el mayor y más moderno equipamiento tecnológico sanitario de España, tanto en el ámbito diagnóstico como en el asistencial. Así lo ponen de manifiesto los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad en su Estadística de Establecimientos Sanitarios con Régimen de Internado. Ver este enlace

Así, el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, destacó que la Comunidad de Madrid ha consolidado su liderazgo en España en equipamiento tecnológico sanitario, tras visitar esta mañana el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital de La Princesa, donde acaba de instalarse una Gammacámara con TAC. 

Esta posición de liderazgo en dotación tecnológica diagnóstica y asistencial es fruto del esfuerzo realizado en los últimos 7 años en la sanidad pública madrileña, en la que se han invertido más de 170 millones de euros en modernización y ampliación del parqué tecnológico. 



La nueva Gammacámara con TAC instalada en el Hospital de La Princesa es un equipo de última generación que supone un importante avance en materia de diagnóstico por imagen. Gracias a la combinación de la tecnología Spect-TAC, permite obtener simultáneamente la anatomía  del órgano estudiado, así como la función que realiza y sus posibles anomalías. 

Los pacientes que deben ser sometidos a gammagrafías reciben a través de una inyección y por vía intravenosa radiofármacos (isótopos radiactivos), que son captados por los diferentes tejidos del cuerpo de forma selectiva y de cuya observación a través de esta técnica se obtiene información de las posibles disfunciones. Al contrario de lo que pudiera parecer, este estudio no tiene efectos secundarios ni reacciones adversas graves, porque las cantidades de isótopos administradas son mínimas y las radiaciones recibidas son en la mayoría de los casos similares o menores que las de cualquier prueba radiológica convencional. 

Estudia todos los órganos 
La Gammacámara puede realizar estudios en la práctica totalidad de los órganos del cuerpo, pero algunos de los más significativos por su importancia diagnóstica en los que el Hospital de La Princesa destaca son los de las glándulas paratiroideas, ya que identifican la imagen y localización exacta de la glándula concreta que produce una alteración en la metabolización del calcio. Por tanto, facilita que la incisión de la intervención quirúrgica sea mínima y disminuya las posibles complicaciones de la misma. 


Otra de las utilidades de este equipo, y que aporta un valor añadido al ser este hospital referencia nacional para el tratamiento quirúrgico de la epilepsia refractaria, es la perfusión cerebral. Este tipo de gammagrafía se realiza provocando al paciente, de manera controlada, una crisis epiléptica, y localizando, en ese momento y de forma precisa, el foco de inicio de la misma, lo que se convierte en una información muy valiosa para los neurocirujanos que van a intervenir al paciente. En patologías tumorales, como pueden ser los cánceres de mama o melanomas, la Gammacámara es capaz de identificar el ganglio donde se sitúan las células cancerígenas que podrían invadir el resto del organismo (técnica del ganglio centinela), lo que a su vez facilita actuaciones terapéuticas que frenan el avance de la enfermedad. 

La inversión de 426.000 euros realizada por la Comunidad de Madrid en esta Gammacámara con TAC aumenta el potencial diagnóstico del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital de La Princesa, que realiza cada año unas 3.200 gammagrafias de altísima precisión. Esta moderna tecnología, a disposición de los pacientes que lo precisen, aporta rapidez en el diagnóstico, minimización de las complicaciones y máxima información para las posibles intervenciones quirúrgicas. Con está son ya 36 las Gammacámaras que hay en la sanidad pública madrileña, después de la incorporación de 14 unidades en los últimos 7 años con una inversión de más de cinco millones de euros. 



Investigaciones de la máxima relevancia 
La experiencia adquirida en realización de gammagrafías del Servicio de Medicina Nuclear, que comenzó a funcionar en 1992, ha hecho que sus especialistas hayan publicado, junto con otros servicios del centro con los que trabajan de manera multidisciplinar -cirugía cardiaca, neurocirugía, cirugía general, oncología médica y radioterápica, entre otros-, investigaciones de la máxima relevancia en revistas tanto nacionales como internacionales.

fuente: Noticias Medicas