Publicidad

sábado, 27 de abril de 2013

El Hospital de Puerto Real (Cádiz) adapta un espacio de la Resonancia Magnética para niños

El Hospital Universitario de Puerto Real (Cádiz) tiene adaptado un espacio específico para los niños que acuden a la zona de Resonancia Magnética Nuclear. Se trata de una renovada zona que ofrece una imagen más cálida y cercana a los menores, con lo cual se disminuye su ansiedad y la de sus padres ante esta prueba diagnóstica.

La adaptación está enmarcada en la estrategia de innovación en las relaciones con la ciudadanía del centro portorrealeño que, en este caso concreto, persigue dar una imagen al usuario de la zona de resonancia magnética menos impersonal y fría, creando para ello un área para el tratamiento de los menores y sus familiares. Y es que, con la adaptación se creó un ambiente físico y de trabajo adecuado para que la experiencia de una resonancia magnética sea lo menos traumática.

Además, se personalizó el trato y se cambiaron los espacios donde esperan antes y después de la resonancia, pasando de paredes blancas e impersonales a unas zonas con una pintura más cálida, incluyendo en las paredes dibujos infantiles (pinturas y vinilos), cortinas, colchas con motivos igualmente infantiles, televisión, DVD y CD con colecciones de imagen y audio actuales, adaptadas a estas edades tempranas, lo que reduce el temor en los niños y aumenta la satisfacción de los padres y de los profesionales que atienden a dichos menores. Para llevar a cabo estos cambios, la Dirección Gerencia del Hospital de Puerto Real contó con la colaboración desinteresada de profesionales.

Colaboración de los profesionales
Fruto de esa colaboración son la donación de tiempo y materiales por distintos profesionales y servicios; el resanado de paredes y pintura con cromática cálida, donación y anclado de vitrina para juguetes; la entrega de sillones para la acomodación de los familiares del menor por parte de la Dirección Económico-Administrativa; la entrega de tela con motivos infantiles y confección de cortinas y colcha de cama con motivos infantiles por parte del servicio de costurero; la compra de pinturas por parte del personal sanitario autorizadas para espacio con menores; y la donación de televisor de 16 pulgadas, DVD, CD, dos colecciones de DVD infantiles (una para menores de 6 años y otra para menores de 12 años), audios, juguetes y libros infantiles para distintas edades en buen estado y aptos para diferentes edades.