Publicidad

jueves, 1 de julio de 2010

'Protección' contra el cáncer de mama: el aceite de oliva

Hace ya tiempo que trato de predicar en oasis. Me gustaría que fuera real y en avance mi sensación de que los espacios desérticos ceden ante estas ideas.
Se trata de que los Técnicos Radiólogos debemos 'estar' más y al frente de la Comunicación eficaz con el Paciente, y adentrarnos en materias de Educación para la Salud, tal y como describí con mayor profundidad en las recientes Jornadas de Actualización de La Manga.
Si a un paciente le informamos sobre materias preventivas, estamos incluyéndonos en espacios trasversales junto a otros Profesionales de la Salud, como Medicina o Enfermería. Así versó igualmente un tramo de un Curso que impartí en la Escuela de Ciencias de la Salud de Extremadura (Guia para Cuestionario sobre el Cribado de Cáncer de mama, 15 marzo 2010): Siendo profesionales sanitarios debemos conocer de dónde, desde y hacia quien dirigir la información para la Prevención de la Enfermedad y Promoción de la Salud, siendo éstas materias incumbentes de nuestro ejercicio Profesional y encuadradas en la EpS (Educación para la Salud).

En las Unidades de Mama, o Salas de Mamografías podemos y debemos ser instructores para los pacientes. Si conocemos que hay planteamientos de mejora de la salud, y citar las fuentes, debemos hacerlo.
Como por ejemplo, por esta noticia (Fuente: Europa Press), donde se anuncia que "Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han descubierto un mecanismo a través del que el aceite de oliva virgen protege contra el cáncer de mama, y que difiere de los efectos que tienen otros aceites vegetales. El modelo ha sido investigado en modelos animales y ahora se ha iniciado una línea de estudio en humanos".
Y es que según este estudio, "el Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la UAB descifraron una "cascada completa de señales" que desencadena el aceite de oliva virgen en la célula tumoral mamaria, y que se suma al resto de evidencias ya descubiertas que apuntan a que este alimento está asociado a una baja incidencia de ciertos tumores y tiene un papel protector contra las enfermedades del corazón y otras patologías.
   Entre los efectos beneficiosos se encuentran la disminución de la actividad del oncogen P21ras, la protección del ADN del núcleo celular, la estimulación de la muerte de las células tumorales y la protección contra el daño del material genético, informó un comunicado.
   El aceite de oliva virgen, rico en ácido oleico --ácido graso monoinsaturado-- y compuestos bioactivos antioxidantes, difiere de los efectos que desencadena el aceite de maíz, rico en ácidos grasos poliinsaturados, que por contra aumenta la agresividad de los tumores.
   El oncogen P21ras favorece la proliferación sin control y estimula el crecimiento del tumor mamario, algo que queda limitado con el aceite. Además, reduce la actividad de otras proteínas implicadas en la supervivencia de las células, que no mueren cuando deberían".

Asociación entre Obesidad y cáncer en personas asiáticas
Además, otro estudio realizado con un total de 401.215 personas procedentes de países como China, Japón, Corea del Sur o Tailandia ha desvelado que las pacientes asiáticos con obesidad son un 21 por ciento más propensos a morir de cáncer, mientras que los que tienen sobrepeso tienen un 6 por ciento más de probabilidades.
   La investigación, realizada por la Universidad de Oslo (Noruega), ha confirmado que las personas de raza asiática con obesidad o sobrepeso también son más propensos a desarrollar cáncer, algo hasta ahora sólo demostrado en Occidente.
   Según los resultados publicados en 'The Lancet Oncology', los pacientes obesos de raza asiática eran particularmente vulnerables a los cánceres de colon, recto, mama, ovario, cuello del útero, próstata y leucemia.
   En este sentido, la directora del estudio, Christine Parr, ha subrayado que "se necesitan urgentemente nuevas estrategias para lidiar con la epidemia de obesidad en Asia y evitar que siga aumentando el impacto del cáncer en la región".

La pregunta final es: ¿Puede o no puede el paciente agradecer nuestro Desempeño Profesional cuando sale de la Sala de Mamografías y adopta una posición Activa en su Prevención de la Enfermedad? Seguro que si.
Esto, para el Profesional se le llama tener una 'actitud proactiva'.