Publicidad

miércoles, 17 de marzo de 2010

La Resonancia como campo espectacular de avances y, para los TER / TSID, de desarrollo y empleo.

En esta entrada o novedad de Tecnicos Radiologos deseo analizar una entrevista publicada en Diario Medico a Feroze Mohamed, uno de los nueve conferenciantes invitados procedente de la Universidad de Temple y Centro de imagen Cerebral Funcional, de Filadelfia, EEUU, al II Curso de Actualización de Técnicas de Imagen Médica Avanzada, celebrado a mediados de febrero en Madrid.

Según este conocido especialista en Neurociencia, el futuro de los usos y aplicaciones de la Resonancia (RM) permitirá muchos avances en la Neuroimagen y en la simplificación de los equipos de RM y sus paquetes de aplicaciones informáticas (Software); esto último llevará a este aparataje a clínicas más pequeñas dato que se dispondrán de RM se menor tamaño e incluso dirigidas a partes anatómicas concretas.

En este momento ya recuerdo una RM, cuya Torre o Gantry es como un Frigorífico donde el paciente introduce sólo una pierna y se le extrae un RM de Rodilla, con lo que las condiciones de tamaño del paciente, o su posición sentada hacen que el ‘rechazo’ o a la incomodidad empiecen a no ser un problema.

Feroze Mohamed avanza con sus declaraciones ‘ex forum’ que la RM progresará notablemente en la programación prequirúrgica en neurocirugía, elaborando un mapa del tumor cerebral del paciente.

Otro aspecto que barrunta este científico es el progreso y la mejora de la tecnología relativa a la velocidad de captación y procesado de datos, así como la RM intraoperatoria de alto campo, siendo posible el uso de la imagen en tiempo real dentro del quirófano, si bien esto último recuerdo que una Unidad de investigación sevillana ya está avanzando bastante.

En el Centro de Imagen Cerebral Funcional donde investiga este líder se trabaja en varias investigaciones clínicas y básicas para ayudar a la comprensión de las funciones cerebrales. Funcionan con un equipo de resonancia de alto campo (3 teslas) en un laboratorio de física dedicada íntegramente a cubrir las necesidades de imagen de las investigaciones.

Me quedo entusiasmado cuando conozco que con varios neurocientíficos están interesados en el estudio de las facultades cognitivas, como la memoria y el lenguaje, para conocer cómo funcionan en inviduos normales y en pacientes de ictus y afasia, por ejemplo.

Otros estudios que se desarrollan en la citada universidad tienen que ver con el uso de la RM combinada con polígrafo en la detección de mentiras; la localización precisa y no invasiva de lesiones en la médula espinal, especialmente en niños, y el estudio de los procesos cerebrales implicados en las habilidades glosolálicas, como el don de lenguas.

Acabo haciendo referencia a su comentario sobre el desarrollo de la neuroimagen en España, y cito textual: “Por lo que he visto y lo que me han contado, creo que las tecnologías necesarias para el análisis avanzado en esta materia están disponibles y se están utilizando, pero falta la pericia necesaria en algunas facultades (como la física de la resonancia magnética) para una traslación exitosa de su uso a la práctica clínica.

Por tanto, una mayor formación en ese tipo de habilidades unida a más entrenamiento de los profesionales que trabajan con estas tecnologías beneficiaría enormemente la práctica de las neurociencias en España”.

Mi conclusión es que tu, querido compañero de Profesión de la Técnica, eres un posible empleado en las empresas de investigación, y en España ya las hay. Las propias marcas de aparataje te revelan que tiene que haber TER / TSID que formen parte de los equipos científicos, de innovación o también como Técnico de Aplicaciones. Y además, serás un investigador. ¿No te parece realmente apasionante?

La entrevista está publicada por Diario Medico