Publicidad

martes, 28 de julio de 2009

La unión de mamografía y tomosíntesis será realidad en los hospitales desde este verano

La aproximación multimodal a las enfermedades de las mamas se está convirtiendo en algo habitual entre los profesionales sanitarios. Así, técnicas de imagen como la resonancia magnética y el ultrasonido, así como la tomosíntesis en tres dimensiones, tendrán un papel cada vez más importante en el diagnóstico médico.



Uno de los últimos avances en este campo, reflejado en el departamento Breast Care Solutions de la empresa tecnológica alemana Siemens, es el de la tomosíntesis, que expande la mamografía convencional en dos dimensiones a una técnica de imagen similar a la tomografía computarizada (TC) y genera exposiciones en 3D de las mamas.

Durante el proceso, el tubo de rayos X toma imágenes desde diferentes ángulos y el software emplea las imágenes proyectadas para calcular un juego de láminas junto con algoritmos.

Mejor información
Los datos en tres dimensiones resultantes proveen al radiólogo de una información mejor que la que recibía con los métodos anteriores, puesto que se previene la superposición de tejidos.

Según la compañía alemana, los primeros sistemas de mamografía equipados con tomosíntesis se implantarán en los hospitales este verano.

En este campo, Siemens también sitúa como avance la posibilidad de realizar biopsias de una forma sencilla y automatizada mediante el sistema digital de campo completo Mammomat Inspiration, gracias a una unidad adicional.

La noticia procede de Diario Medico