Publicidad

miércoles, 27 de febrero de 2013

HM Hospitales controla la cantidad de radiación emitida por los equipos digitales de diagnóstico

Interfaz del programa Dose Watch
Durante el 18º Congreso Nacional de Hospitales celebrado en Bilbao, el Dr. Pedro Fernández Letón, jefe de Radiofísica y Protección Radiológica de HM Hospitales, ofreció una conferencia titulada "Una experiencia de gestión y control de la dosis al paciente en el radiodiagnóstico con Dose Watch", sistema adquirido por HM Hospitales a la empresa General Electric.

El Dr. Fernández Letón explicó que Dose Watch "es una herramienta de gestión que permite registrar la dosis de radiación que reciben los pacientes cuando son sometidos a una prueba con radiaciones ionizantes". Durante los últimos años, y debido a la mejora de la tecnología, las exploraciones de diagnóstico médico que utilizan rayos X han aumentado de forma significativa, sobre todo en los TAC, en las pruebas de Hemodinámica y en los procesos intervencionistas de Electrofisiología. "En consecuencia, se ha producido un incremento de las dosis efectivas que reciben los pacientes, algo especialmente negativo para los pacientes pediátricos" declaró el especialista. Además, desde el punto de vista de la protección radiológica, este aumento hace que crezcan las probabilidades de padecer cáncer radioinducido por exploraciones radiológicas.

Ante esta situación, la Comunidad Europea está desarrollando una nueva normativa que previsiblemente se publicará a lo largo de este año o a principios de 2014. El Dr. Fernández Letón señaló que "hay que encontrar una solución a este problema por lo que, entre otras cuestiones, se obligará a los hospitales a registrar las dosis de los pacientes para todos los procedimientos de TAC e intervencionistas, transferir a la historia clínica la información dosimétrica de los pacientes en el diagnóstico, evaluar periódicamente la dosis a la población por grupos de edad y sexo, establecer niveles de referencia de dosis para procedimientos intervencionistas y, por último, registrar y analizar todos los incidentes en diagnóstico, intervencionismo y terapia". En definitiva, el objetivo de la nueva legislación es la mejora de la seguridad radiológica, tanto de los pacientes como de los profesionales expuestos a radiaciones por las prácticas médicas. Aunque para poder llevar a cabo estas necesidades hay que preparar a los servicios implicados para el cumplimiento de esas directrices.

Durante su intervención, el Dr. Fernández Letón aclaró que se puede conocer la dosis de radiación que reciben los pacientes gracias a que "los equipos de TAC, intervencionismo, mamógrafos digitales y equipos convencionales digitales registran magnitudes de dosis cuando se realizan las exploraciones". Pero para ello, "se necesita tener un registro de estos datos que sea capaz de conectar estos equipos con un programa capaz de almacenar, ordenar y gestionar datos de dosis y de actividad de cada equipo conectado, así como disponer de equipos digitales con estándares DICOM y contar con RIS y PACS", añadió. Previamente es necesario verificar que estos registros de dosis son correctos comparándolos con las dosis que miden los equipos de medida de la radiación de los que dispone el Servicio de Radiofísica.

El sistema Dosewatch en HM Hospitales
HM Hospitales dispone de varios equipos conectados al sistema Dose Watch: los cinco TAC (tres en HM Universitario Sanchinarro, uno en HM Universitario Torrelodones y otro en HM Universitario Madrid), tres equipos de Radiología Intervencionista de HM Universitario Montepríncipe y un mamógrafo con tomosíntesis en HM Universitario Sanchinarro. "Próximamente se conectará el nuevo TAC de HM Universitario Montepríncipe y el resto de equipo digitales del grupo", apuntó el Dr. Fernández Letón. El especialista explicó que en estos momentos, cuando el paciente se somete a una exploración en alguno de estos equipos, sus datos de dosis son registrados de forma automática en una base de datos en donde se almacena por fecha, hora por equipo, tipo de exploración y la dosis de radiación recibida. "Con ello podemos elaborar informes dosimétricos individualizados de todas las exploraciones que se realicen en cualquier equipo de HM Hospitales. Estas dosis se van acumulando y podríamos tener un carné radiológico para cada paciente", explicó el jefe de Radiofísica y Protección Radiológica del grupo.

Una de las herramientas de gestión que tiene el sistema Dose Watch es que podemos conocer las dosis que se reciben para cada tipo de exploración. Esto permite que se pueda determinar la cantidad adecuada para cada una de ellas, ya que se hacen las mismas exploraciones en los diferentes equipos y podemos comparar entre ellos las dosis que se aplican y determinar cuáles son las recibidas por grupos de población, sexo y edad. Otra de las herramientas de las que dispone la aplicación Dose Watch es que si las dosis recibidas por un paciente superan los niveles fijados para esa prueba, salta una alarma que indica la existencia de una anomalía. Las causas por las que puede saltar este aviso son: mal funcionamiento del equipo, que el técnico que la esté realizando haga una elección inadecuada de protocolo o una mala colocación del paciente, o que éste haya sido sometido a demasiadas pruebas en un tiempo determinado.



Fuente: Acta Sanitaria