Publicidad

martes, 27 de agosto de 2013

El protector de tiroides: Su importancia en estudios de TAC

¿Por qué la glándula tiroides necesita protección especial después de la liberación de material radiactivo?
La glándula tiroides necesita yodo para producir las hormonas que regulan la energía y el metabolismo del cuerpo. La tiroides absorbe el yodo disponible de la sangre. La glándula no puede distinguir entre yodo estable (regular) y yodo radiactivo, y absorberá lo que pueda. En bebés y niños, la glándula tiroides es uno de los órganos del cuerpo más sensibles a la radiación. La mayoría de las explosiones nucleares liberan yodo radiactivo. Cuando las células tiroideas absorben demasiado yodo radiactivo, puede desarrollarse cáncer de tiroides. Los bebés y niños pequeños tienen el riesgo más alto. El riesgo es mucho menor para las personas mayores de 40 años. El cáncer de tiroides parece ser el único cáncer cuya incidencia aumenta después de la liberación de yodo radiactivo. El yoduro de potasio (KI) protege sólo a la tiroides, pero éste es el órgano que más necesita esa protección.
Protector de tiroides de 25 mm (espesor lámina plomada)
Ahora bien: ¿Cual es el protector adecuado para la protección más eficaz del paciente? En los Servicios de Radiodiagnóstico se usan tanto el protector de la imagen superior como el de la imagen inferior.

Collar de Tiroides de 5 mm.
En el estudio que ahora deseo compartir contigo en este enlace, podrás comprobar que los autores dicen que el 'Collar' no completa una correcta función protectora en los estudios de TC (se refiere al collar de 5 mm.). Ese Protector - Collar, sólo es indicado para pruebas de Radiología Convencional.

Pero claro, ahora me dirás: "En mi Servicio no hay más protectores que éste (refiriéndote al 'collar') y si puedo evitar un poco de Radiación, algo evitaré".

La evidencia es que por falta de presupuesto o por lo dejadez de ética, el collar se usa también en estudios de TC, y no debería dado que ese artilugio no protege en la radiación que al paciente le llega por su nuca, y en la rotación del tubo del TC, le está entrando de la misma forma que por los lados.
Los autores del Estudio lo que han hecho es inventarse un Protector en forma de tubo, ya que no disponían del de la imagen superior. ¿Tú podrías hacer lo mismo en tu Servicio?

Es más, y aprovecho para elevar esta pregunta 'al aire': ¿Se custodian, lavan e higienizan correctamente los protectores (delantales, collares) de los Servicios de Radiodiagnóstico?

En otra entrada publicaré algo interesante sobre la conservación y limpieza de los delantales de plomo.