Publicidad

sábado, 17 de marzo de 2012

Defensa de la Sanidad Pública advierte sobre la necesidad de incrementar la protección radiológica de los pacientes


La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha dado a conocer un informe sobre la radiación debida a causas médicas en el que, entre otros aspectos, llama la atención sobre el incremento de la Tomografía Computarizada (TC) que, aunque representa el cinco por ciento de todas las exploraciones radiológicas que se realizan, supone entre el 50% y el 70% de la radicación a la población debida a causas médicas.

El informe, que puedes descargar en este enlace, pone de manifiesto que, aunque los avances técnicos de las últimas décadas habían supuesto una disminución progresiva de las dosis de radiación impartida por los equipos de diagnóstico radiológico, los nuevos aparatos de TC Multidetector (TCMD) han vuelto a incrementar las dosis aplicadas a los pacientes.

Se observa un incremento de un 10% anual de TC realizados en España, entre 1995 y 2000 y de un 8 a un 10% anual en los últimos años en Euskadi. En Galicia, según datos de la Consellería de Sanidade se realiza un 32% más de TC que la media estatal.

En la bibliografía de USA y de la UE se intensifican las recomendaciones para disminuir la sobreutilización de esta técnica, dado su empleo cada vez más elevado en chequeos de salud (TC para cribados de determinadas enfermedades o de “todo el cuerpo”) y en exploraciones “por si acaso” o “porque nos quedamos más tranquilos”.

Bruce Hilman, Editor jefe de la revista del Colegio Americano de radiólogos, y la Sociedad de Radiología (SERAM) en España, advierten de que alrededor de un tercio de los estudios de imagen son innecesarios y no benefician al paciente.

Para disminuirlos, debemos contrarrestar las recomendaciones de la industria, que utiliza ingentes cantidades de recursos para generalizar los estudios de TC, con énfasis en el diagnóstico precoz de patologías frecuentes, como el cáncer colorrectal con colono-TC, la cardiopatía isquémica con cardio-TC o el cáncer de pulmón con TC torácico.

Recomendaciones de los organismos internacionales
En diciembre de 2011 se reunieron en Washington expertos de todo el mundo para encontrar la mejor manera de utilizar la imagen médica y disminuir las dosis de radiación. Los ponentes, consideraron que es esencial la colaboración mundial ya que el problema es de tal calibre que ningún país puede resolverlo por si solo, debido a los millones de procedimientos que se realizan cada año. Se espera una declaración internacional sobre este tema en 2012.
Como una muestra de esta situación se aportan las conclusiones de una revisión de historias clínicas de Nueva Jersey (USA). A la mitad de estos pacientes se les había realizado al menos una TC en los últimos cinco años y a algunos ¡hasta 57 TC! lo que incrementa de forma intolerable, por injustificable, el riesgo para su salud futura.
. En España hay estudios con conclusiones similares.

Fuente: Acta Sanitaria