Publicidad

viernes, 13 de septiembre de 2013

Nuevo equipamiento Diagnóstico en el HUCA (Hospital Central de Asturias, Oviedo)


La multinacional Siemens ha culminado ya la instalación de los primeros equipos de diagnóstico por imagen con los que estará equipado el nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA); el nuevo HUCA ha incorporado dos equipos de resonancia magnética que dan respuesta a estos problemas: el Magnetom Skyra, de 3 teslas, y el Magnetom Aera, de 1,5 teslas.

El equipo de tres teslas, el primero de estas características que se instala en un centro sanitario público en España permite obtener imágenes de muy alta resolución, especialmente útiles para los diagnósticos por neuro-imagen. El tubo en el que se introduce el paciente es más amplio de lo habitual, más corto y mejor iluminado. Los aparatos incorporan, además, un sistema interno que amortigua el ruido en un 90%.

También permiten obtener imágenes médicas en tres dimensiones en alta resolución, tanto en neurología, como en cardiología, mama y abdomen. El tiempo de examen se reduce significativamente, entre un 30 y un 50%, dependiendo del tipo de prueba que se precise.

Todas estas ventajas son especialmente significativas para el diagnóstico de lesiones que afectan al sistema nervioso central, algunas de ellas muy pequeñas y que son muy difíciles de detectar si no se cuenta con esta tecnología, como puede ser el caso de algunas epilepsias.

La mejora de la imagen permite además realizar algunas pruebas sin necesidad de emplear sustancias de contraste, lo que es mucho más cómodo para los pacientes, y tomar imágenes de alta calidad sin anestesia. Esto es especialmente útil para los pacientes de pediatría que debían permanecer inmóviles durante un largo periodo de tiempo dentro del equipo de resonancia.


Dos Mamógrafos, uno con Tomosíntesis, para el estudio de la mama
La mamografía también da un salto cualitativo en el nuevo HUCA. El hospital contará con dos equipos digitales Mammomat Inspiration que permiten reducir al máximo las cantidades de radiación que recibe cada paciente a la vez que permiten conseguir imágenes de alta calidad.

Uno de los equipos incluirá la técnica conocida como tomosíntesis, que consiste en la realización de mamografías tridimensionales. Gracias a este método se adquieren 50 imágenes angulares desde los -25º a los 25º, lo que permite realizar cortes de un milímetro en la imagen. Así se mejora la visualización de las estructuras internas de la mama.

Fuente: Acta Sanitaria